Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 18 de julio de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 18 de julio de 2024

Gabriel Trenzado: “2023, año de acumulación de crisis climáticas y de mercados, así como de acontecimientos de todo tipo”

El director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Gabriel Trenzado, firma un artículo de opinión en el que hace balance del año 2023, enfocándolo a las cuestiones más relevantes para el cooperativismo agroalimentario español. El texto dice así:

“Si pudiésemos definir 2023 con una palabra, elegiríamos acumulación: de crisis climáticas y de mercados que venían de 2022, de acontecimientos políticos internos y externos, del avance del debate sobre el cambio de modelo productivo en la Unión Europea y en España, y un largo etcétera.

El entorno geopolítico internacional presenta un panorama incierto. La guerra de Ucrania sigue su curso y hemos normalizado un conflicto que está gestando un cambio de relaciones de poder entre Rusia y la Unión Europea; un efecto claro es la futura integración de Ucrania en el club comunitario. A su vez, el temido conflicto en Oriente Próximo en Gaza y Cisjordania está moviendo el avispero de la región y poniendo en peligro una zona de paso comercial clave para el mundo.

La presión sobre los mercados se mantuvo todo el año con un difícil equilibrio, porque detrás de esta inestabilidad está la guerra comercial entre el bloque liderado por los Estados Unidos y por China. A pesar de que la Unión Europea esté claramente en el bloque occidental, cada vez es más palpable la necesidad de contar con voz propia y fuerte en el mundo más allá de su influencia económica. La globalización no ha acabado, pero sí la forma en cómo se están relacionando los grandes bloques.

La Unión Europea, mientras busca su lugar en el mundo a través de una mayor integración y asunción de competencias políticas que permitan una mejor posición a los Estados miembros, ha continuado con los grandes debates que cuelgan de las estrategias “De la granja a la mesa” y “Restauración de la biodiversidad” que buscan alcanzar los grandes objetivos de descarbonización de la economía acordada en el Pacto Verde.

La mayoría de las propuestas no han podido salir adelante y, teniendo en cuenta que 2024 será año electoral europeo, muchos de los debates quedarán aplazados.

Sin embargo, hemos tenido la oportunidad de observar una gran divergencia entre los objetivos ambiciosos que la actual Comisión Europea ha puesto sobre la mesa, y aceptados por los Estados miembros, y la realidad productiva y de mercado que pone en jaque al sector agroalimentario, frustrado por debates muy ideologizados, fuera de la evidencia científica y con objetivos ambiciosos que no han medido los impactos económicos, sociales y también medioambientales que producirán por el simple hecho de no contar con el sector productor agroalimentario.

A modo de ejemplo, quedan inconclusos la propuesta de uso sostenible de fitosanitarios, sobre nuevas técnicas genómicas, bienestar animal,… y se ha podido actuar sobre la directiva de emisiones y restauración de la naturaleza.

El escenario es complejo porque la sociedad parece no darse cuenta de la delicada situación que está atravesando la producción de alimentos y los costes que implica seguir adelante con determinadas propuestas, al tiempo que se sigue demandando alimentos a bajo coste que no asumirían las obligaciones que se están poniendo encima de la mesa.

España ha podido jugar un papel protagonista durante 2023 al ocupar la presidencia de turno de la Unión Europea en el segundo semestre. En la Unión Europea todo viene trabajado con anterioridad y la presidencia de turno tiene el objetivo de impulsar una agenda que ya viene impuesta, limitándose a escoger dos o tres temas estratégicos donde poder arrancar un acuerdo y avanzar. Y todo esto a pesar de que la mayor parte de esta presidencia se ha desarrollado con un gobierno en funciones y en el marco de un debate nacional enconado.

Cooperativas Agro-alimentarias de España, a través del presidente de la COGECA y representante de nuestra organización en la Unión Europea, Ramón Armengol, ha estado presente en todos estos debates, pudiendo contar con análisis finos de la situación y hacer pedagogía interna y externa sobre todas las iniciativas comunitarias. Tras cuatro años de mandato, Ramón Armengol terminó su presidencia el 1 de enero de 2024, pasando el cargo al agricultor sueco Leanert Nilsson.

En España el año ha venido marcado en lo político por los comicios autonómicos y nacionales que han puesto patas arriba la configuración del poder estatal y autonómico. Sin duda, la diversidad de resultados entre las elecciones autonómicas y regionales frente a las nacionales nos dejan dos lecturas para el futuro: la relación comunidades autónomas y Gobierno central no será fácil, y la configuración de unas cámaras tan fragmentadas y con acuerdos de legislatura débiles o difíciles de mantener nos llevará a una producción legislativa corta, donde la mayor parte de la actividad se observará en el desarrollo de las leyes ya aprobadas con anterioridad.

En lo productivo es la segunda campaña consecutiva marcada por la sequía y fenómenos climáticos extremos, lo que ha condicionado muchas producciones, como la de cereal, la más corta de la historia, la de aceite de oliva, con dos años consecutivos con la mitad de producción, o ajustes importantes en frutas y hortalizas. La tensión entre producciones y precios al consumidor nos ha llevado a explicar a la sociedad que la situación se debe a las reducciones de producción y a unos costes de producción, que, si bien se moderaron respecto a 2022, siguen más altos que antes de la guerra de Ucrania.

Tampoco en 2023 hemos dejado de insistir al Ministerio para la Transición Ecológica la necesidad de entablar un diálogo con el sector, y de terminar con la estrategia de las propuestas sin debate. Seguir en esta línea es alimentar la frustración en las zonas rurales y ser autista de una realidad que al final retrasará el camino hacia la sostenibilidad medioambiental que todos desean, incluido un sector agroalimentario que debe y es protagonista del cambio de modelo productivo; sin el sector no se podrá avanzar.

Fruto de estos movimientos destacamos la labor que realizamos a través de la alianza ALAS, para impulsar un debate institucional y con organizaciones no gubernamentales abierto y sincero; y la campaña de comunicación que estamos liderando y que aspira a ser de toda la cadena alimentaria: “Si yo no produzco tú no comes”.

En Cooperativas Agro-alimentarias de España hemos tenido una agenda frenética y, a pesar de todas las incertidumbres, la organización y sus federaciones han trabajado intensamente en sus proyectos estratégicos.

En el marco del fomento del relevo generacional y en la agenda de la presidencia española de la Unión Europea, se celebró un importante evento de la COGECA que reunió a más de doscientos jóvenes cooperativistas de toda la Unión Europea.

Nuestras Federaciones de Andalucía y de Castilla y León celebraron sus congresos regionales, lo que nos dio la oportunidad de compartir y debatir sobre el sector, su futuro y las mejores estrategias que hay que seguir. AMCAE, la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España, eligió nueva presidenta, Dolores Calvo. Hemos terminado nuestros trabajos para lanzar al consumidor la marca cooperativa que esperamos que sea una realidad en los próximos meses. También organizamos a mediados de año el primer encuentro nacional de técnicos de cooperativas, REDCOOP, que tiene la intención de convertirse en un evento regular donde nuestros profesionales se encuentren y se conozcan alrededor de temas de actualidad.

Por último, y a pesar del año de elecciones, se ha trabajado intensamente en múltiples informes para las cooperativas, como es la promoción de pequeños cambios en la Ley de la Cadena que produce efectos no deseados en nuestras empresas y alejados de los objetivos de la ley, sobre la propuesta de ley de envases, de fitosanitarios, de restauración de la naturaleza y, por supuesto, en la aplicación de la nueva PAC y vinculado a otro gran proyecto tractor nuestro, como es la configuración de un cuaderno digital propio, vinculado a la valorización de los datos y con un potente plan de formación detrás para los técnicos de las cooperativas.

Año de acumulación y de cuestiones que nos preparan para el año que viene. Allí donde haya que aportar conocimiento y promover el cooperativismo ante la sociedad y las instituciones fomentando el futuro de las explotaciones de nuestros socios y socias estará Cooperativas Agro-alimentarias de España”.

2 de enero de 2024

Otras noticias

El proyecto Reconecta pretende recuperar la gestión de terrenos forestales en estado de abandono

La sede del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel (CITATe) ha acogido la presentación de Reconecta, un proyecto que pretende “recuperar la gestión de terrenos forestales infrautilizados o en estado de abandono, al objeto de garantizar su conservación y puesta en valor”. Para ello, “identificará a propietarios forestales (al menos cinco mil) para revertir el elevado grado de desconocimiento de la propiedad y con ello promover la gestión de montes privados y abandonados (unas ocho mil quinientas cincuenta hectáreas)”. El proyecto parte de que “el setenta y dos por ciento de los espacios forestales de nuestro país son privados, en muchos casos en manos de personas que ni siquiera lo saben o viven alejadas de los lugares donde se ubican sus montes”. El objetivo es “revincular a estas personas con sus bosques”. Reconecta está liderado por la Asociación de Propietarios Forestales de Soria (Asfoso) y cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad. Se ejecutará durante los años 2024 y 2025, con un presupuesto de dos millones de euros.

17 de julio de 2024 |
Ir a Arriba