Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

El VIII Foro Nacional de Desarrollo Rural, organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco, analizó en Zaragoza las nuevas tecnologías aplicadas a los regadíos, tecnologías orientadas a conseguir un riego más eficiente en términos hídricos y energéticos. Se presentaron los trabajos desarrollados por varios grupos operativos. Rosendo Castillo, ingeniero agrónomo y presidente ejecutivo de la empresa Cingral, indicó que “ha habido una evolución constante en productos, tecnologías, soluciones,… en el ámbito del regadío, como válvulas y riego por goteo; a caballo entre el siglo XX y el XXI, España ha sido un gran laboratorio en tecnología hidráulica”. Y añadió: “Hemos incorporado recientemente la energía fotovoltaica a las estructuras de riego. En el sector del regadío, con la apuesta tecnológica, nos ponemos a la altura de cualquier actividad económica de este país”.

Aragón cuenta desde el año 2012 con un grupo operativo que se denomina PARTENARIADO DEL AGUA DE LA CUENCA DEL EBRO. Su objetivo ha sido “promover e impulsar el uso sostenible del agua, un recurso natural estratégico y constituye un motor de desarrollo y equilibrio territorial en la cuenca del Ebro”. Nery Zapata, científica de la Estación Experimental de Aula Dei, explicó que “se fijaron varios objetivos, consistentes en actualizar el análisis del regadío en Aragón, infraestructuras de riego y formas de comunicación”. Concluye que “tenemos un regadío muy diverso y eso dificulta el análisis y entorpece el consenso social”.

Vanessa Tobar y Joaquín Huete, del Servicio de Información Agroclimática de La Rioja, y Antonio Quijano, ingeniero, expusieron el trabajo llevado a cabo por el grupo operativo GO Riego Eficiente-OPTIAQUA, el cual ha desarrollado “una herramienta de gestión de riegos con el fin de mejorar la eficiencia de estos; el reto ha sido conseguir una herramienta multiplataforma, es decir, una aplicación asociada a una base de datos con toda la información para realizar los cálculos, y ello para ayudar a la toma de la decisión de cuándo y cuánto regar”. Se ha buscado que “la herramienta fuera de fácil uso y, además, reutilizable por otras comunidades de regantes”.

El grupo operativo GO CEREAL AGUA se ha centrado en el suelo, elemento vital para las producciones agrícolas. Federico Julián Fuentes, director de AMBIENTA, explicó que “se han aplicado innovaciones en materia de suelo en varias fincas piloto de Extremadura, Castilla y León, y Andalucía; se han acometido acciones de lucha contra la erosión y de eficiencia hídrica con el uso de sensores en la tierra; y se ha trabajado en la diversificación del paisaje de la campiña cordobesa, por medio de la plantación de setos en las lindes”. Añadió que “el medio rural en España tiene una gran oportunidad; la ruralidad híbrida necesita servicios, como infraestructuras, para ser atractiva a los jóvenes”.

Xavier Bordes, técnico agrícola del Grupo Codorniu, expuso el grupo operativo GO de IRTA, Codorniu Raventós y Comunidad de Regantes de Raimat, que trata de demostrar cómo se puede solucionar de una forma efectiva para el productor el problema de la gestión del riego en una gran finca comercial, consiguiendo la máxima eficiencia hídrica: “Hablamos de una gestión sobre el control del estrés hídrico de la planta, y de una reducción en la aplicación de fitosanitarios y fertilizantes, yendo a una reconversión a uva ecológica; tenemos que conseguir uvas de la mayor calidad”. Para conseguir el objetivo del grupo operativo “se han utilizado las últimas tecnologías de programación de riegos, teledetección y modelos de cultivo; el manejo diferencial del riego es vital y la teledetección es fundamental en grandes superficies, por lo que un manejo adecuado del riego conduce a una disminución de la variabilidad intrasector”.

26 de mayo de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba