Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Fertinagro Biotech (Grupo Térvalis) presenta su nueva planta de biofertilizantes en Utrillas (Teruel)

Los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y Grupo Térvalis, Generoso Martín, han cursado visita a la nueva planta de biofertilizantes de Fertinagro Biotech en Utrillas (Teruel). Ha supuesto 6 millones de euros de inversión directa y 20 millones en investigación. Son 26 millones de euros para la producción de 5.000 toneladas de biofertilizantes.

Esta planta de biofertilizantes es presentada por el Grupo Térvalis como la más grande de Europa. Trabaja en bioestimulantes ecológicos y en la transformación del purín en fertilizantes hechos a la medida; también en recuperar la microbiota de los suelos.

A la producción de 5.000 toneladas de biofertilizantes hay que añadir la producción adicional de más de un millón de toneladas de fertilizantes sostenibles en las 28 plantas de producción que tiene Fertinagro Biotech.

Desde esta firma se indica que “los biofertilizantes son la principal solución para conseguir la transición desde la fertilización química (dominante en el sector actualmente) hasta una fertilización biológica (más sostenible y ecológica)”.

Y se añade que “son productos basados en microorganismos vivos, que favorecen los procesos de crecimiento y desarrollo de los cultivos, aumentando la eficiencia de utilización de los nutrientes minerales y minimizando el impacto ambiental en el proceso de producción de alimentos”.

La planta de biofertilizantes de Fertinagro Biotech podrá estar a pleno rendimiento a principios de 2022, siendo una de las primeras actuaciones del Grupo Térvalis de su Plan Estratégico para la Aceleración del Desarrollo Sostenible en la provincia de Teruel, plan que recoge más de 37 inversiones que suman más de 275 millones de euros.

30 de agosto de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba