Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 28 de junio de 2022

El proyecto ecosocial Cielos de Ascara, del Centro Especial de Empleo Gardeniers (de ATADES), avanza en la incorporación de cultivos ecológicos, plantación de especies autóctonas, apicultura de trashumancia y afianzamiento de sus programas de formación e inclusión sociolaboral en Jacetania y Alto Gállego, en la provincia de Huesca. Así se ponía de manifiesto en la cuarta bolichada anual que Cielos de Ascara promueve con entidades, instituciones y personas que respaldan esta iniciativa desarrollada en el Pirineo aragonés. Los equipos de Cielos de Ascara trabajan actualmente en el cultivo de nuevos productos ecológicos como es el espárrago verde, lenteja y centeno, que se incorporan al crecimiento de los ya impulsados con distintas variedades de legumbres autóctonas (como el boliche), la miel Legado de Ascara y las piparras.

30 de mayo de 2022

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba