Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 27 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 27 de octubre de 2021

Catorce pequeñas y medianas empresas de Aragón han participado en el proyecto EMBRACE, impulsado por la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA). Es una iniciativa de cooperación que se encuadra en el programa Interreg Med. Se ha trabajado en la aplicación de los principios de la economía circular en el sector agroalimentario.

Las 14 empresas que han formado parte de este proyecto son: De Molina, Azafrán de Teruel La Carrasca, Agrícola Gil, Taisi, Fontecabras, Pastelerías Manuel Segura, Cervezas Borda, Agrolácteos La Litera, Ecomonegros, Ecohelp Waste Management (EWM), Chenta Pirineo, Carnísima, Encantado de Comerte, y Guomango.

Laura Marcén, gerente de Ecomonegros, indica que “siempre hemos tenido en cuenta la economía circular, sin saber que se llamaba así; ahora, cada vez que implantamos un producto nuevo, un proceso nuevo o incluso en la contratación, tenemos muy en cuenta el sistema de economía circular que nos enseñaron”. Y añade: “Esto nos está haciendo mejorar, ya que nos va a permitir ser más rentables”.

La mayoría de las empresas que han participado se han dado cuenta, al final de todo el proceso, de que ya estaban aplicando la economía circular; por ejemplo, con la reutilización de residuos. Todas destacan la buena experiencia que han vivido, y que le ven un futuro prometedor a la economía circular.

Concha Molina, una de las propietarias de De Molina, confía en el futuro de la economía circular, aunque, según apunta, hay que darla a conocer más. Dice: “Entre todos empujamos un poco a que esto avance, a que no se quede sólo en un concepto; yo le veo salida, le veo futuro”.

Otra empresa participante es Conservas Taisi, que ya lleva tiempo implicada en este tipo de proyectos. Alberto Pablo Torres, en representación de esta firma, señala que “las acciones de economía circular no sólo las hacen al final de la producción para solucionar problemas sino que se valora toda la cadena de producción y se tienen en cuenta desde el diseño del producto".

Y añade: “Algunas de las acciones que realizamos en Taisi sobre economía circular son el aprovechamiento de subproductos que usamos como materias primas en otras partes de nuestros procesos, dándoles una segunda vida a materias que eran descartados en la cadena de producción”.

29 de noviembre de 2020

Otras noticias

Nace Culturfungi, para combinar producción de setas y gestión forestal

Se ha presentado en San Martín de la Virgen del Moncayo, en la comarca zaragozana de Tarazona y el Moncayo, el proyecto de cooperación Culturfungi, que lleva por título “Cultivo sostenible tecnológico de hongos sobre sustratos micoselvícolas y desarrollo de modelos de valorización con impacto social”. El objetivo es “promover el cultivo sostenible y ecológico de setas y hongos en Aragón sobre sustratos micoselvícolas disponibles, tanto en espacios naturales forestales como en invernadero”.

El proyecto tiene una duración de cuatro años (hasta 2024) y su presupuesto es de 150.000 euros. Se van a llevar a cabo actividades en el Parque Micológico de Albarracín, en el Moncayo, y en la Peña Oroel. Con su puesta en marcha se contribuirá a “mejorar la gestión de las explotaciones forestales desde un punto de vista ambiental y económico, promoviendo un modelo de gestión forestal multifuncional, que integre el recurso micológico y se oriente a la producción de setas y a la conservación de la diversidad micológica y de sus funciones ecológicas”.

También se trabajará para “mejorar el aprovechamiento de los recursos forestales de Aragón y la abundancia y diversidad de sistemas productores de hongos silvestres de interés socioeconómico, nutricional y medicinal”; y se promoverá la “producción ecológica de hongos con valor añadido y sus productos transformados en Aragón, y su comercialización”.

Además, “se ofrecerá a la cadena de producción agroalimentaria una nueva fuente de proteína saludable, cuya producción generará un bajo impacto ambiental”. Con el proyecto se pretende “desarrollar modelos de desarrollo rural sostenibles, con impacto social y medioambiental”, y ofrecerá “una alternativa de producción en los entornos rurales que permita tanto mejorar las rentas agrarias de los agricultores como ofrecer alternativas de emprendimiento que fijen población”.

En Culturfungi se va a “innovar en el cultivo de hongos en granja en Aragón, a través de la incorporación de nuevas especies de hongo con valor añadido, y en el desarrollo y consolidación de una estrategia regional de gestión del recurso micológico”. El proyecto también va a facilitar la inserción laboral de colectivos con dificultades especiales.

El proyecto está coordinado por el Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES, y financiado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y el Gobierno de Aragón. El grupo de cooperación está formado por ocho miembros, de los cuales tres son beneficiarios: el Centro Especial de Empleo Gardeniers de ATADES, QILEX Consultora Forestal y la Sociedad Cooperativa Agraria San Atilano. El proyecto cuenta con dos centros de investigación: Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y Universidad de Zaragoza (UNIZAR). Y hay tres entidades asociadas: Grupo ASOMO, Ayuntamiento de Tarazona y Ayuntamiento de Jaca. Además, apoyan el proyecto la Fundación Solidaridad Carrefour y el Ayuntamiento de San Martín de Vera del Moncayo.

26 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba