Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

El trigo duro, gran oportunidad de mejora de beneficio para los agricultores

Agromonegros, empresa aragonesa con sede en Leciñena (Zaragoza), realiza varias reflexiones sobre el trigo duro, un cultivo que ofrece una gran oportunidad a los agricultores para mejorar el beneficio en su explotación. Agromonegros apunta que “la superficie dedicada a trigo duro ha ido descendiendo en los últimos años, no así la demanda de la industria transformadora”. Señala igualmente que “la situación actual del mercado de cereales coloca el precio del trigo duro camino de récord histórico”.

La empresa citada cree que muchos agricultores, aragoneses y de otras regiones, pueden ver en la suma de esos factores una buena oportunidad para sembrar trigo duro. Agromonegros explica que su catálogo ofrece “una completa propuesta de trigos duros, perfectamente adaptada a cualquier ambiente y ciclo vegetativo dentro de nuestro territorio”.

Agromonegros habla de una oferta de cuatro variedades de trigo duro en su catálogo: Iberus, Aneto, Anvergur y Duroi. De ellas dice que “aportarán calidad y rentabilidad”. El detalle de cada variedad es el siguiente:

– Iberus: “Es un trigo duro de invierno de ciclo medio adaptado a siembras de otoño; posee una buena sanidad y se adapta muy bien a zonas áridas”.

– Duroi: “De excelente peso específico y calibre, destaca por su buen rendimiento en todos los terrenos y óptimo en regadío, llegando a producciones superiores a los 9.000 kilos por hectárea”.

– Aneto: “Tiene un alto potencial productivo, dando grandes resultados en todos los ambientes; es resistente al encamado y a enfermedades, sobre todo roya y oídio”.

– Anvergur: “Es una variedad perfectamente adaptada a zonas áridas, de ciclo medio tardío con maduración media; destaca por su excelente calidad semolera, con alto índice amarillo y por su sobresaliente productividad”.

La empresa Agromonegros recuerda que “es una de las pocas empresas españolas que obtiene sus propias variedades para ofrecer la semilla más rentable a los agricultores”.

Y añade: “Con Iberus y Aneto (procedentes de sus planes de mejora), y con Duroi y Anvergur (seleccionadas tras varios años de ensayos) la empresa cubre todas las zonas agroclimáticas de Aragón para satisfacer la demanda de los agricultores y poder ocupar un mercado de mayor valor añadido y necesario para la industria aragonesa”.

17 de septiembre de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba