Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 4 de febrero de 2023

El sector del ovino se pregunta si la campaña de Navidad hará olvidar el difícil año que termina

Se acerca la campaña de Navidad, uno de los momentos del año de mayor importancia para el sector ovino, por las cenas y comidas festivas de estas fechas. La organización Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos está analizando la situación que se vive en los principales alimentos que se usan en Nochebuena y Navidad. Tras revisar los precios al consumidor y al productor, la citada organización agraria advierte un aumento significativo de los primeros con respecto al año pasado (en torno a un diecisiete por ciento, comparando los precios hasta septiembre y sin tener en cuenta el gran pico que se produce en el precio hacia finales de año). Añade que este incremento no está compensado de igual manera en el caso de los productores, que estarían percibiendo sólo un 8,45 por ciento más por su producto, cuando los costes de producción habrían aumentado más del cuarenta y dos por ciento.

La organización agraria confía en que la crisis que está golpeando a tantas familias y el aumento del IPC de los alimentos, especialmente en los productos frescos de todas las cadenas de la distribución, no lastren excesivamente el consumo, e insta a hacer un poco de pedagogía al consumidor para que éste sepa lo que está comprando. Unión de Uniones pide que se efectúe un mayor control sobre el etiquetado de los productos en el mostrador de la carnicería (no envasados), donde figure en un lugar visible el origen del cordero, que no debería ser otro que el lugar en el que ha sido criado.

Unión de Uniones explica que, por ejemplo, “se están trayendo corderos y lechazos de Francia a mataderos de Castilla y León, y es importante que el consumidor los pueda distinguir claramente de los españoles porque la calidad no es comparable; no es de recibo que, tras nuestro intenso trabajo, en una de las campañas más importantes del año, sucedan estas cosas, teniendo en consideración no sólo el trabajo que realizamos sino el impacto que la ganadería extensiva tiene en la dinamización del medio rural, la riqueza paisajística y la biodiversidad”.

2 de diciembre de 2022

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba