Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 22 de febrero de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 22 de febrero de 2024

El regadío social de Fayón (Zaragoza) apuesta por el goteo y por los cultivos leñosos y frutales

La Comunidad de Regantes de Fayón, en la comarca zaragozana del Bajo Aragón-Caspe, ha recibido la visita del consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona. Regantes y consejero han hablado del regadío social de ese municipio, que beneficia a 180 agricultores y que ha contado con un presupuesto de 12 millones de euros.

Este regadío social se va a orientar al goteo y a los cultivos leñosos y frutales, ocupando en total 1.288 hectáreas de terreno. Se va a utilizar agua del Ebro, que va a ser elevada hasta las parcelas agrícolas.

La financiación de los 12 millones de euros se ha realizado al 50 por ciento por ACUAES (a través de fondos de cohesión), al 25 por ciento por el Gobierno de Aragón y al 25 por ciento por los regantes.

En el momento presente se riega por goteo a la demanda unas 700 hectáreas de terreno. La crisis epidemiológica por la COVID-19 ha provocado cierta ralentización en el ritmo de transformación del regadío; los regantes quieren retomar un ritmo adecuado tan pronto se vuelva a la normalidad.

El 50 por ciento de las hectáreas del regadío social de Fayón corresponde a olivos y almendros, y el otro 50 por ciento es de fruta de hueso (melocotonero, nectarina, ciruela y cereza de producción temprana, gracias al microclima de la zona, que permite obtener una buena rentabilidad por el mayor valor de venta).

El proyecto de elevación del agua desde el Ebro ha consistido en su captación (en el embalse de Ribarroja) a través de dos estaciones de bombeo, tuberías, balsa de regulación, planta fotovoltaica y edificio de control de instalaciones y servicios de la propia Comunidad de Regantes.

15 de abril de 2021

Otras noticias

Las denominaciones de origen vinícolas muestran su apoyo a las protestas del sector agrario

La Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas, representativa de las denominaciones de origen del vino, muestra su “comprensión y apoyo a buena parte de las reivindicaciones de los agricultores de nuestro país y, en especial, de los viticultores”. Y quiere dejar claro que “las protestas que se vienen produciendo en las últimas semanas son legítimas, siempre que se produzcan desde el respeto a la legalidad”, y que “las medidas que demandan los trabajadores del sector agrario deben ser cuestiones profesionales, ajenas a cualquier otro interés”. Para esta entidad “es razonable y exigible que los productores agrarios de nuestro país (y el resto de eslabones de la cadena alimentaria) no vendan a pérdidas, que sus productos puedan competir en igualdad de condiciones con productos de países terceros, que se sienten las bases para garantizar el relevo generacional y el futuro de la actividad, que se modernicen las infraestructuras de las zonas rurales en las que viven y trabajan, que se les ayude ante los efectos del cambio climático, y que se reduzca o simplifique la carga administrativa a la que están sometidos”. El colectivo de denominaciones de origen vinícolas considera que “las reivindicaciones del sector agrario deben recibir respuestas y compromisos claros y firmes con medidas concretas por parte de las comunidades autónomas, Gobierno de España y Comisión Europea”.

22 de febrero de 2024 |
Ir a Arriba