Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

El proyecto PROALT II lleva por título “Investigación de fuentes alternativas de proteínas para el desarrollo de nuevos ingredientes con propiedades tecnológicas y saludables mejoradas”. Cuenta con fondos europeos FEDER. Está liderado por el Centro Tecnológico AINIA, de Valencia.

Este centro de investigación está estudiando fuentes alternativas de proteínas como la lemna (plantas acuáticas), insectos y Single Cell Protein (SCP).

Usa un proceso de desgrasado con CO2, obteniendo harinas proteicas, casi exentas de grasa, como alternativa sostenible para los alimentos del futuro.

AINIA hace referencia a datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en los que se apunta que “el 14 por ciento de la producción mundial de alimentos se pierde entre la cosecha y la venta al por menor (mientras la población sigue creciendo)”.

También se indica que, “para garantizar el suministro de 9.100 millones de personas en los próximos 30 años, la producción de alimentos deberá crecer un 70 por ciento”.

Victoria Capilla, del departamento de Tecnologías de Fluidos Supercríticos-ALTEX de AINIA, señala que “los insectos ofrecen muchas posibilidades a la industria como fuentes de proteínas saludables, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente a un coste competitivo”.

La Unión Europea vive un período transitorio que finalizará una vez se revise la inclusión de los insectos siguientes en la lista de nuevos alimentos: Acheta domesticus, Tenebrio molitor, Locusta migratoria, Gryllodes sigillatus, Schistocerca gregaria, Alphitobius diaperinus, Apis mellifera y Grylloides sigillatus.

En los primeros resultados del proyecto ProALT II, que cuenta con el apoyo de la empresa valenciana FEEDECT (startup dedicada a la cría y procesado de insectos para alimentación animal y humana), los investigadores de AINIA han obtenido un ingrediente proteico basado en harina desgrasada de un insecto modelo denominado Tenebrio molitor L..

En el proceso de desgrasado realizado con CO2 (proceso que ha eliminado más de un 95 por ciento de la grasa inicial) “no se emplean disolventes orgánicos ni altas temperaturas, y se ha obtenido una harina desgrasada rica en proteínas, así como un aceite cuyas propiedades nutricionales están siendo estudiadas”.

El AINIA concluye que “este tipo de harinas proteicas ofrece muchas posibilidades para poder ser incluidas en la industria de ingredientes y productos dirigidos a la alimentación, y en la de piensos para animales”.

29 de octubre de 2020

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba