Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

El proyecto de autovía Ejea-Gallur incluye nuevas modificaciones con base en alegaciones presentadas

El departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón sigue trabajando en el proyecto de autovía Ejea de los Caballeros-Gallur, también denominado proyecto de duplicación de la A-127. Incluye nuevas modificaciones con base en alegaciones presentadas. Se ha hablado de ello en un encuentro entre el director general de Carreteras, Bizén Fuster, y los representantes municipales de Ejea, Teresa Ladrero; Tauste, Miguel Ángel Francés; y Gallur, Yolanda Salvatierra.

Los detalles dados por el Gobierno de Aragón sobre el proyecto son los siguientes:

El proyecto actual mantiene dos calzadas con dos carriles de circulación en cada una de ellas, y la previsión es aumentar la permeabilidad de la A-127 sustituyendo algunos pasos a nivel por rotondas de radio amplio, facilitando accesos a la vía y también el acceso a fincas; de esta manera el tráfico será compatible con todo tipo de vehículos.

Las vías de servicio que discurrirán en paralelo, para facilitar el acceso a fincas, pasarán de los cinco metros de anchura iniciales a seis metros y medio. Además, tanto los pasos superiores como los inferiores contarán con carriles de aceleración y deceleración para el acceso al tronco de la calzada.

Habrá un nuevo paso superior en el punto kilométrico 4,5 para darle continuidad al camino que cruza la variante en ese punto y otro en el punto kilométrico 25,7. Además, el gálibo horizontal del paso inferior en el Camino de San Antonio se amplía hasta los 10 metros. También se producirán algunas modificaciones de caminos”.

Esta obra se encuentra incluida en el Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras 2023-2025, y se espera que la licitación se produzca en el próximo semestre.

26 de noviembre de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba