Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 8 de agosto de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 8 de agosto de 2022

El primer semestre de 2022 sumó la mayor siniestralidad registrada por el seguro agrario español: 515 millones de euros

El primer semestre del año 2022 terminó con una estimación de indemnizaciones de 514,6 millones de euros, la más alta del seguro agrario. Este resultado supone un incremento del doce por ciento respecto al mismo periodo de 2021 y de un veinticinco por ciento respecto a 2020. El análisis que Agroseguro realiza mes a mes es el siguiente:

ENERO Y FEBRERO: “Fueron meses relativamente estables atmosféricamente, registrando únicamente siniestros puntuales por viento en plátano en las islas Canarias y en cultivos de cítricos del litoral mediterráneo, así como heladas de carácter muy local en frutales y algunas hortalizas de producción invernal, como alcachofa y lechuga, en la Región de Murcia”.

MARZO: “La falta de lluvias durante todo el invierno acrecentó la incertidumbre sobre la evolución de los cereales, pero, por fortuna, marzo discurrió con lluvias frecuentes y generalizadas en todo el territorio nacional, y muy especialmente en el este y mitad sur de la península”.

ABRIL: “La llegada del mes de abril se caracterizó por las intensas heladas sufridas en gran parte del país, que causaron elevadísimas pérdidas de producción en cultivos cuyo ciclo anual se encontraba en floración o en estadios iniciales de crecimiento de brotes y frutos, así como en aquellos otros que presentan una gran sensibilidad a bajas temperaturas en estado de maduración. No sólo las bajas temperaturas sino también su persistencia durante las horas nocturnas originó graves daños en los cultivos de frutales, almendro, cereza, hortalizas de ciclo invernal y caqui, además de afectar a algunas zonas de viñedo y al rendimiento de determinados cultivos herbáceos extensivos”.

MAYO Y JUNIO: “Los meses de mayo y junio han registrado, en general, temperaturas excesivamente altas (con olas de calor en todo el territorio durante el mes de junio) y prácticamente sin precipitaciones. Esto ha provocado que se haya acrecentado la sequía existente en el noreste y sur peninsular, así como los daños por asurado en el centro y meseta norte del país. Esta situación está afectando fundamentalmente a los cultivos herbáceos, más sensibles a este tipo de eventos. También en estos dos últimos meses se han producido tormentas de pedrisco: en mayo fueron de gran intensidad en Castilla-La Mancha (sobre todo Albacete) y en la Región de Murcia, con la uva de vino y la fruta como principales cultivos afectados, y en junio se hicieron sentir en Aragón y en Castilla y León, donde provocaron daños en cultivos herbáceos y fruta. En ambos eventos también se vieron afectadas algunas hortalizas como el brócoli, la cebolla, la lechuga, la patata o el tomate, entre otras”.

22 de julio de 2022

Otras noticias

BIOVALOR busca bioproductos de alto valor de especies forestales y de plantas aromáticas y medicinales

Juliana Navarro, investigadora del CITA de Aragón, lidera el proyecto BIOVALOR, que lleva por título “Gestión forestal y agricultura sostenibles para la obtención de bioproductos de alto valor frente al reto demográfico”. Tiene por finalidad “desarrollar el potencial de obtención de bioproductos de elevado valor de especies forestales y de plantas aromáticas y medicinales cultivadas en tierras agrícolas marginales de baja productividad para cultivos tradicionales”. BIOVALOR pretende “impulsar una gestión forestal sostenible que permita la utilización de los restos de poda de pinar y sabinar y el cultivo mixto de especies de plantas aromáticas solas o en combinación con cultivos leñosos tradicionales”. También se habla de “impulsar estas prácticas como una opción viable y atractiva para el sector agroforestal, implementando soluciones tecnológicas para la digitalización de los cultivos y la mecanización de las cosechas”. El proyecto está dotado con una subvención de casi dos millones de euros. Se inició en julio y se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2025. Tomará como área de estudio y actuación una de las zonas más despobladas de España comprendida entre las provincias de Soria, Guadalajara, Cuenca, Teruel y Zaragoza.

5 de agosto de 2022 |
Ir a Arriba