Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Varias entidades españolas y la Asociación Interprofesional Francesa de la Oliva se han unido en un proyecto que pretende estudiar el impacto del cambio climático en el cultivo del olivo en el Mediterráneo. Está bien adaptado a veranos secos y calurosos pero se quiere observar cómo se comporta al extremar esas condiciones y reducir el frío invernal.

El Instituto IRTA de Cataluña es una de las entidades participantes. Indica que “el cambio climático alterará la climatología mediterránea, lo que repercutirá en la fenología de los vegetales (es decir, en los períodos de floración, aparición de los frutos y maduración,…), por lo que la productividad del olivo y otros cultivos se verá afectada”.

Se estudian diferentes zonas geográficas de España, centrando la atención en las variedades arbequina y picual.

Desde el IRTA se señala que, “a pesar de que el olivo está fisiológica y fenológicamente bien adaptado a las condiciones mediterráneas, con veranos calurosos y secos, y con una irregularidad de lluvia a lo largo del año muy marcada, la alteración en el patrón climático tendrá consecuencias en la productividad y, sobre todo, en la fenología”.

Y añade: “Esto dará lugar a periodos vegetativos más largos, sin un periodo de frío, lo que reducirá la productividad y la calidad de la producción de aceitunas y/o de aceite”.

También participan en este proyecto el IFAPA de La Alameda del Obispo, Cabildo de Tenerife y la Universidad de Huelva.

18 de agosto de 2020

Otras noticias

Cabecita Loca obtiene el galardón de mejor vermut (categoría de vinos fortificados) en Londres

Cabecita Loca se ha convertido en el mejor vermut de los International Wine Challenge 2022 (IWC), celebrados en Londres. Esta bebida, elaborada por Cabecita Loca Slow Drinks en la localidad de Barbastro (Huesca), ha obtenido la medalla de oro en la categoría de “vinos fortificados”. Es la segunda vez que consigue este galardón. Si bien en 2019 alcanzó la puntuación de noventa y un puntos, en esta ocasión ha llegado a los noventa y cinco. Víctor Clavería, artesano alimentario de Cabecita Loca, explica que “se ha intentado mejorar el producto apostando por poner en valor la elegancia de las notas amargas en una bebida que comercialmente en España es mucho más dulce”. El vermut Cabecita Loca se elabora de forma artesanal, según el estilo tradicional, sobre una base de vino de garnacha blanca de Aragón. Cuenta con más de 20 extractos, entre los que predomina la Artemisia Absinthium (ajenjo). Está fortificado con alcohol vínico hasta subirlo a los diecisiete grados.

16 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba