Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 17 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 17 de octubre de 2021

Se ha celebrado la jornada final del Grupo Operativo Supraautonómico Salud Olivar en Antequera (Málaga). Allí se ha hablado del desarrollo de soluciones biológicas para el control de enfermedades endémicas del olivar, como la Verticilosis, y otras emergentes, como la causada por la Xylella fastidiosa.

Este Grupo ha empleado “soluciones biológicas (microorganismos y/o extractos vegetales) compatibles con producción ecológica y que, además, reducen el empleo de fitosanitarios químicos tradicionales, lo que conlleva producir aceitunas y aceites de mayor calidad y con mayor valor añadido”.

La línea de investigación llevada a cabo por el centro tecnológico AINIA, de Valencia, ha consistido en la selección de un microorganismo con mayor potencial bioestimulante y antagonista frente a la Verticillium dahliae, selección entre los microorganismos disponibles en su colección de recursos biológicos y genéticos.

Tras la selección de varios microorganismos, se llevaron a cabo estudios del proceso fermentativo a escala de laboratorio y ensayos en maceta; se ocupó de ello DOMCA.

Tras seleccionar el microorganismo con mayor potencial y mejores resultados, se llevó a cabo la optimización del proceso productivo en biorreactor a escala de un litro. 

Además, AINIA ha desarrollado una cepa de Escherichia coli, modificada genéticamente, capaz de producir endolisinas recombinantes con potencial actividad frente a la Xylella fastidiosa.

Las endolisinas son unas enzimas producidas por los virus bacteriófagos, con secuencias específicas para cada uno de ellos, que les permiten actuar frente a una determinada especie o grupo de especies de bacterias.

Paloma Juárez, del departamento de biotecnología de AINIA, señala que “la producción recombinante de endolisinas, diseñadas específicamente para poder atravesar la membrana y romper la pared de Xylella fastidiosa, podría resultar de enorme utilidad para el sector, ya que se podría incorporar purificada en formulados diversos para su aplicación en campos de olivos y otros tipos de cultivos amenazados por esta bacteria”.

Otra línea que ha abordado AINIA en el proyecto ha consistido en el desarrollo de dos formulados prototipo compatibles con agricultura ecológica, para ser validados en campos con alta incidencia de Verticilosis.

Estos formulados pueden ser utilizados junto con otros métodos de control de plagas, aportando un efecto fortificante y de protección adicional frente a enfermedades como la citada.

AINIA, junto a DCOOP, ha llevado a cabo estrategias preventivas (bioestimulantes), correctivas y de detección temprana para combatir la Verticilosis en olivo, a través de estudios metagenómicos de la microbiota del suelo, y el aislamiento e identificación de los microorganismos causantes de esta enfermedad.

El Grupo Salud Olivar está integrado por:

– La empresa granadina DOMCA.

– La Sociedad Cooperativa Andaluza (DCOOP), de Málaga.

– Laboratorios NEVAL, de Valencia.

– La empresa de base tecnológica Visiona IP, de Madrid.

– AINIA, de Valencia.

– La Asociación de Fabricantes de Soluciones de Biocontrol (IBMA España).

14 de julio de 2021

Otras noticias

La Alianza Agroalimentaria Aragonesa debate sobre globalización y proximidad en alimentación

El relato de la agroalimentación. Entre la globalización y la proximidad” es el título de la sesión que la Alianza Agroalimentaria Aragonesa ha programado para este martes, 19 de octubre, en el CaixaForum de Zaragoza. Tendrá lugar a las 18:30 horas. Esta sesión forma parte del ciclo “Verde que te quiero verde”, que organiza la Alianza citada.

Los participantes de este evento hablarán sobre agricultura y geopolítica agroalimentaria (implicaciones para España) y sobre cómo contar la internacionalización y la proximidad agroalimentaria. Se dará una vuelta a la España agroalimentaria y gastronómica.

La Alianza Agroalimentaria Aragonesa realiza la siguiente introducción sobre esta sesión:

El sector agrario y los alimentos ya estaban globalizados cuando se comenzó a aplicar el término globalización (hacia los años 80) ya que el comercio de alimentos, los flujos financieros y el desplazamiento de la mano de obra para las campañas agrícolas existen desde hace siglos.

Sin embargo, desde finales del siglo XX el proceso de la globalización o la internacionalización se ha acelerado, también en la agroalimentación, y hoy nuestros alimentos pueden comercializarse en casi todas las partes del mundo.

Frente a ello, la sostenibilidad ambiental y practicar una dieta más equilibrada nos recomiendan, cada vez más, consumir productos de temporada y de proximidad, buscar el origen de los alimentos y conocer cuáles son sus campañas”.

15 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba