Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 16 de mayo de 2022

Phytodron es un grupo operativo que quiere impulsar y regular el uso de drones para aplicar productos fitosanitarios en cultivos como la viña y el olivo. Se está estudiando cómo conseguir la mayor eficacia y eficiencia en el uso de los drones para tratar plagas y enfermedades. El IRTA de Cataluña, que participa en este grupo operativo, dice que “se sabe que los drones son más adecuados que otros medios para aplicar fitosanitarios en parcelas pequeñas, zonas de difícil acceso o terrenos montañosos, pero se desconoce su efectividad y la deriva asociada”. El primer estudio de aplicaciones con dron se ha realizado en una finca de viña de Raimat, en Lérida.

El IRTA expone el proyecto de estudio Phytodron de la manera siguiente:

El uso de productos fitosanitarios (productos químicos que tienen el objetivo de evitar plagas, y prevenir y curar enfermedades de las plantas) en la agricultura es clave para conseguir producciones de calidad y asegurar la viabilidad técnica y económica en la producción de alimentos. Ahora bien, estos pueden contribuir a la contaminación del suelo, el agua y el aire, y a la pérdida de la biodiversidad. Es por ello por lo que, en el año 2020, la Comisión Europea se comprometió a reducir en un cincuenta por ciento el empleo y el riesgo de plaguicidas químicos en la estrategia «De la granja a la mesa», un elemento clave del Pacto Verde Europeo.

Una de las vías es mediante la agricultura de precisión, con lo que los productos fitosanitarios pueden aplicarse de manera localizada y más eficiente, y reducir, de esta manera, su impacto ambiental. En esta línea, la tecnología dron puede ser una buena herramienta para aplicar de forma eficiente los productos fitosanitarios y minimizar sus riesgos asociados.

Por ahora se considera que la aplicación con drones es una aplicación aérea, al igual que las aplicaciones con avionetas o los helicópteros, razón por la cual están sometidos a una regulación más estricta que las aplicaciones terrestres. El grupo operativo estatal Phytodron quiere generar datos y conocimiento sobre el uso de los drones como una herramienta segura para aplicar productos fitosanitarios en viña, olivo y en el ámbito agroforestal, y avanzar en el marco que regula su uso”.

Luis Asín, jefe del programa de fruticultura del IRTA de Cataluña, indica que “se ha demostrado que los drones son más adecuados que otros medios para aplicar productos químicos en parcelas pequeñas, zonas de difícil acceso o terrenos montañosos; a pesar de ello, todavía hace falta conocer mejor su efectividad a la hora de aplicar los productos fitosanitarios, estudiar los diferentes métodos de aplicación, los efectos del viento y la velocidad del vehículo, así como evaluar la deriva asociada”.

4 de marzo de 2022

Otras noticias

Cabecita Loca obtiene el galardón de mejor vermut (categoría de vinos fortificados) en Londres

Cabecita Loca se ha convertido en el mejor vermut de los International Wine Challenge 2022 (IWC), celebrados en Londres. Esta bebida, elaborada por Cabecita Loca Slow Drinks en la localidad de Barbastro (Huesca), ha obtenido la medalla de oro en la categoría de “vinos fortificados”. Es la segunda vez que consigue este galardón. Si bien en 2019 alcanzó la puntuación de noventa y un puntos, en esta ocasión ha llegado a los noventa y cinco. Víctor Clavería, artesano alimentario de Cabecita Loca, explica que “se ha intentado mejorar el producto apostando por poner en valor la elegancia de las notas amargas en una bebida que comercialmente en España es mucho más dulce”. El vermut Cabecita Loca se elabora de forma artesanal, según el estilo tradicional, sobre una base de vino de garnacha blanca de Aragón. Cuenta con más de 20 extractos, entre los que predomina la Artemisia Absinthium (ajenjo). Está fortificado con alcohol vínico hasta subirlo a los diecisiete grados.

16 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba