Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 19 de mayo de 2024

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 19 de mayo de 2024

El coronavirus tumba un año que hubiera podido ser bueno para la carne de cordero

El sector ovino llevaba camino este año de vivir una temporada buena, dado que los precios eran buenos y llegaba el Ramadán. Se hubiera salvado la primera mitad del año (que es más complicada, dado que en la segunda mitad está la festividad del Pilar y la Navidad). Sin embargo, esas buenas expectativas se han ido al traste por culpa de la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19.

El cierre de los restaurantes ha sido un duro golpe para el sector de la carne de cordero. A ello hay que sumar que en este periodo de Estado de Alarma no se pierde tanto tiempo a la hora de comprar y se apuesta menos por productos tipo gourmet.

Todo ello se ha traducido en Aragón en una caída en el precio del cordero de un 37 por ciento.

Antes del Estado de Alarma el cordero de 25 kilos tenía un precio de casi 80 euros; ahora ha llegado a caer hasta situarse por debajo de los 50 euros. Hay ganaderías que ven incluso que no pueden vender el producto.

A la situación interna española hay que añadir que las exportaciones no son lo que eran hace un año. Se llega a decir que son “anecdóticas” en comparación a las de años previos.

Son datos y reflexiones que ofrece UPA Aragón, que además indica que se va a estar muy pendiente de la especulación.

Esta organización profesional agraria advierte: “Quien utilice el Estado de Alarma para especular deberá ser perseguido y sancionado”.

Y ya plantea que se traslade a la Unión Europea la posibilidad de activar la intervención, en caso de que la situación todavía se agrave más en los próximos días y semanas.

30 de marzo de 2020

Otras noticias

Las heladas de la segunda quincena de abril provocaron daños en el viñedo español superiores a los cuarenta y cinco millones de euros

Agroseguro hace balance de las heladas sufridas por el viñedo español en la segunda quincena de abril. La estimación de daños habla de más de cuarenta y cinco millones de euros. Fueron más de cincuenta y seis mil hectáreas aseguradas las afectadas. Las bajas temperaturas se registraron sobre todo entre el 18 y el 24 de abril. Muchos viñedos se encontraban en una fase especialmente sensible a las heladas, resultando afectadas de un modo destacado las siguientes zonas: Castilla y León (viñedos de Rueda y Ribera del Duero, en Valladolid y Burgos), Castilla-La Mancha (Cuenca y Albacete) y La Rioja (Rioja Alta y Rioja Alavesa). Los daños fueron más puntuales en Cataluña, País Vasco (Álava), Navarra, Aragón, Comunidad Valenciana y Comunidad de Madrid.

17 de mayo de 2024 |
Ir a Arriba