Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

El consumidor mira el precio pero no quiere renunciar a la calidad, y se dirige al comercio de proximidad

Es el titular que se puede obtener de la mesa redonda virtual celebrada por el Centro Tecnológico AINIA, de Valencia, sobre “Productos navideños en la nueva normalidad”, con la participación de Angulas Aguinaga, Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (COVAP) y Martiko Ahumados.

Como gran conclusión se indica que “la crisis económica derivada de la COVID-19 está centrando la atención de los consumidores en los precios, pero sin renunciar a la calidad, propiedades saludables y elemento hedónico; al mismo tiempo, las restricciones que afectan al sector de la hostelería potencian un mayor consumo doméstico dirigido al comercio de proximidad”.

La directora general de AINIA, Cristina del Campo, destaca que “estamos a las puertas de una Navidad diferente en todos los sentidos, que en lo relativo al consumo vendrá marcada por la incertidumbre, la prevención y la contención en el gasto”.

El director de I+D y calidad de Angulas Aguinaga, Javier Cañada, indica que han observado “un pequeño crecimiento del consumo a nivel de retail; actualmente, entre las principales preocupaciones de los consumidores, están el precio, la seguridad alimentaria y la nutrición, pero también el aspecto sensorial”.

El director comercial de COVAP, Rafael Guerrero, explica que “hemos notado un aumento considerable de la demanda de producto loncheado, como el caso de jamón; el consumidor quiere evitar colas de espera y está demandando el producto cortado a mano, a cuchillo, pero envasado”.

El director gerente de Martiko Ahumados, Julen Cejuela, resalta que la incertidumbre es la tónica de cara al comportamiento del consumidor en estas fechas: “Desconocemos si los formatos grandes de otros años tendrán la misma acogida, o si serán otros formatos más pequeños los que escogerá el consumidor”.

18 de diciembre de 2020

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba