Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al real decreto de bases reguladoras para la concesión de 345 millones de euros hasta 2023 en dos líneas de ayudas: bioseguridad en sanidad animal y vegetal, y mejora de la sostenibilidad y competitividad de la agricultura y la ganadería. Las solicitudes de ayuda se dirigirán a las comunidades autónomas, que tendrán que realizar sus respectivas convocatorias en un plazo máximo de seis meses. Son subvenciones que están financiadas por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, es decir, por fondos del instrumento europeo Next Generation EU.

BIOSEGURIDAD EN SANIDAD ANIMAL Y VEGETAL

Una de las dos líneas de ayudas va destinada a subvencionar inversiones en materia de bioseguridad en sanidad animal y vegetal, con un presupuesto total para las tres anualidades de 38 millones de euros, de los que 12,6 millones de euros corresponden a 2021.

En materia de sanidad animal la convocatoria se orienta a “la mejora de centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de ganado por carretera, a través de mejoras tecnológicas como la automatización, la robotización, la instalación de nuevos sistemas para la limpieza y desinfección, o la construcción de nuevos centros”.

En materia de sanidad vegetal se incentivan “las inversiones que realicen los productores de materiales de reproducción destinadas a instalaciones de protección de viveros frente a insectos vectores de plagas cuarentenarias más importantes por su incidencia económica en la producción agrícola (Xylella fastidiosa, Bursaphelenchus xilophilus, HLB o greening de los cítricos, y flavescencia dorada de la vid); también se incentivará la instalación de o en equipos de tratamientos mediante termoterapia en viveros de vid”.

SOSTENIBILIDAD Y COMPETITIVIDAD DE LA AGRICULTURA Y LA GANADERÍA

La asignación presupuestaria total para el conjunto de los tres años es de 307 millones de euros:

– En el programa de apoyo a las inversiones en sistemas de gestión de estiércoles se concederán ayudas por importe de 83 millones de euros que, entre otras, incluye “inversiones dirigidas a mejorar la eficiencia medioambiental de las instalaciones de almacenamiento exterior de deyecciones ganaderas relacionadas con la adaptación o cubrición de las mismas, o las de tratamiento o valorización de estos subproductos con o sin aprovechamiento energético en la propia explotación”.

– En el programa de apoyo a la transformación integral y modernización de invernaderos hortícolas, flor cortada y planta ornamental se destinarán 120 millones de euros a la “realización de inversiones tanto productivas (para la mejora estructural y la eficiencia energética de este tipo de instalaciones o la incorporación de sistemas de riego por goteo y fertirrigación) como no productivas (para subvencionar actuaciones que incluyen la instalación de sensores y sistemas de climatización, el aprovechamiento de aguas pluviales o la instalación de plantas de compostaje)”.

– El tercer programa de apoyo se refiere a inversiones en eficiencia energética y energías renovables (biogás y biomasa agrícola). Está dotado con 25 millones de euros y subvencionará “el acondicionamiento y aislamiento de edificios y naves auxiliares de las explotaciones que optimicen el consumo energético e inversiones en plantas de biogás de pequeña capacidad, así como la adquisición de maquinaria para el acopio y acondicionamiento de biomasa agrícola y la construcción de centros logísticos de almacenamiento”.

– A través del cuarto programa de apoyo para la aplicación de agricultura de precisión y tecnología 4.0 en el sector agrícola y ganadero, dotado con 79 millones de euros, se podrán conceder, entre otras, “ayudas a la adquisición de maquinaria y equipos nuevos que permitan la mejora de la gestión ganadera, la reducción del uso de fitosanitarios y fertilizantes químicos, el control de trazabilidad y calidad de los cultivos, o la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

2 de noviembre de 2021

Otras noticias

El proyecto Pueblos Vivos Aragón presenta una guía para empentar (empujar) el medio rural hacia delante

Responsables del proyecto Pueblos Vivos Aragón y de la cooperativa Ixambre, de Artieda (Zaragoza), han presentado la guía “Unión, acción y repoblación. Guía práctica de desarrollo rural participativo para empentar tu pueblo”. Es una publicación que “se ha diseñado para dar a conocer de forma clara y sencilla todas las indicaciones sobre cómo llevar a cabo un diagnóstico y un plan de acción integral participativos para enfrentar la despoblación en el contexto de la ruralidad actual”.

La guía se basa en “el proceso iniciado en 2016 en Artieda por iniciativa de su ayuntamiento para tratar de revertir la tendencia demográfica negativa que arrastraba desde hacía décadas”. Empenta Artieda “se sirvió de metodologías participativas para afrontar las necesidades y problemas de la población local y con ello no sólo ha logrado revertir esta tendencia en el municipio sino que también ha dado lugar a diversos proyectos locales, tanto laborales como comunitarios”.

El proyecto de cooperación entre territorios rurales Pueblos Vivos Aragón está financiado con una ayuda Leader 2014-2020, a través del fondo europeo FEADER (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural) y fondos del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. Participan los grupos de acción local Ceder Somontano (Somontano de Barbastro), Adefo (Cinco Villas), Agujama (Gúdar-Javalambre y Maestrazgo), Asiader (Sierra de Albarracín y los municipios de Alobras, Veguillas de la Sierra, El Cuervo y Tormón), Adecobel (Campo de Belchite), Adri (Campo de Daroca y Jiloca) y Adecuara (Jacetania y Alto Gállego).

3 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba