Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

lunes, 6 de febrero de 2023

El Colegio de Veterinarios de Huesca dona 1.500 euros para atender al ganado y animales de compañía afectados por el volcán en La Palma

La junta de gobierno del Colegio de Veterinarios de Huesca ha tomado la decisión de donar 1.500 euros a su homólogo de Santa Cruz de Tenerife, con el fin de dar apoyo al sistema de atención veterinaria colegial de emergencia, activado a raíz de la erupción volcánica en la isla de La Palma. Estos 1.500 euros corresponden al 0,7 por ciento social que el Colegio de Huesca dona desde hace más de una década a distintas causas.

En esta ocasión se ha decidido apoyar al sistema articulado por el Colegio de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife consistente en dar atención a los animales de compañía y de ganadería que se pudieran ver afectados por la erupción volcánica y la evacuación de sus propietarios.

El sistema consiste en la “asistencia regular de veterinarios a los centros de evacuación y de alojamiento temporal, así como a los albergues de asociaciones protectoras de la zona; rescate de animales abandonados o perdidos en zonas de riesgo; dotación de un depósito de medicamentos y material necesario a disposición de los veterinarios actuantes; y coordinación de urgencias e internamientos en los centros veterinarios de la isla”.

El Colegio de Veterinarios de Santa Cruz de Tenerife ha abierto para recibir donaciones una cuenta bancaria con el número siguiente:

ES36 3076 0490 3827 5086 9527

Tal y como apunta el presidente del Colegio de Veterinarios de Huesca, Fernando Carrera, la donación de 1.500 euros responde a la política de solidaridad que despliega este colectivo desde hace años. Recuerda que, por ejemplo, en mayo de este año se entregaron 2.680 euros al Banco de Alimentos de Huesca, dinero procedente del reintegro de la Lotería de Navidad de 2020.

18 de octubre de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba