Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

El centro tecnológico AINIA detalla los riesgos emergentes en alimentación (derivados del cambio climático)

El centro tecnológico AINIA, de Valencia, expone que “la seguridad alimentaria mundial se va a ver afectada en las próximas décadas por el cambio climático, dando lugar a la aparición de algunos riesgos emergentes en el acceso a los alimentos, su uso, calidad nutricional y la estabilidad de los precios”.

Asegura que estos riesgos emergentes podrían materializarse a partir de 2021. Establece cinco tipos de riesgos:

PELIGROS BIOLÓGICOS

José María Ferrer, responsable de Derecho Alimentario de AINIA, apunta que “estamos ante un escenario que, en el medio-largo plazo (2021-2050), puede dar lugar a la aparición de algunos riesgos; por ejemplo, la aparición de las bacterias Vibrio en nuevos ecosistemas, como consecuencia del calentamiento de los océanos (en concreto el Vibrio spp. en productos del mar)”.

RIESGOS RELACIONADOS CON LA SALUD Y EL BIENESTAR ANIMAL

Este centro tecnológico habla de peligros que pueden desarrollarse como consecuencia, por ejemplo, de la “aparición del mosquito tigre (Aedes albopictus), los insectos tipo Culicoides imicola, el virus de la fiebre del valle del Rift, el virus de Peste de Pequeños Rumiantes (PPR), los parásitos de lesmaniosis, el desarrollo de la enfermedad renal proliferativa en trucha suiza y el estrés por calor en vacas lecheras suizas”.

SANIDAD VEGETAL

En este caso se cita el aumento del área de establecimiento potencial y propagación de la Xylella fastidiosa y su insecto vector; y las moscas de la fruta, como la mosca mediterránea de la fruta (Ceratitis capitata) y la mosca del olivo (Bactrocera oleae).

CONTAMINANTES

El AINIA señala que “los contaminantes están relacionados con toxinas producidas por organismos (bacterias, hongos y algas), cuyo crecimiento se ve fuertemente afectado por el cambio climático, como por ejemplo las floraciones de algas nocivas; estos riesgos pueden dar lugar a la proliferación de contaminantes nocivos en los alimentos que, en función de los niveles de presencia, pueden generar riesgos para la salud de las personas”.

CALIDAD NUTRICIONAL

Indica igualmente que “la calidad nutricional está relacionada con la deficiencia de micronutrientes; esta situación se puede generar debido a las emisiones de dióxido de carbono, que hacen que de forma progresiva se reduzca el contenido nutricional de alimentos de primera necesidad a nivel mundial”.

Añade que “de aquí a 2050 podría disminuir la concentración de nutrientes como el hierro y el cinc, pero también de proteínas en el trigo, el maíz, la soja y el arroz, entre otros productos”.

8 de febrero de 2021

Otras noticias

Un estudio confirma que las raíces de los olivos facilitan que estos árboles enfermen de verticilosis

Ya se intuía que las raíces de los olivos segregaban unas sustancias denominadas exudados, las cuales favorecían la infección por el hongo Verticillium dahliae, que provoca la verticilosis, enfermedad que supone la marchitez y muerte del olivo. Un estudio realizado por la Universidad de Córdoba ha confirmado este hecho. Se ha desarrollado por primera vez un método eficaz de análisis in vitro en el que se ha probado cómo los exudados de las raíces de olivo inducen la germinación de los microesclerocios del hongo y, por tanto, están implicados en la infección y el desarrollo de la verticilosis.

Además de demostrar dicho efecto, el equipo investigador, formado por Ana López, Antonio Rafael Sánchez, Antonio Trapero y Carlos Agustí, también ha estudiado cómo influye la variedad de olivo (genotipo) en el efecto de los exudados sobre Verticillium dahliae: “Los de la variedad más resistente (frantoio) no inducían significativamente la germinación de microesclerocios del hongo, mientras que los de las variedades más susceptibles (picual) sí lo hacían; la variedad arbequina es de susceptibilidad intermedia”.

Y se ha analizado cómo los agentes de control biológico que se aplican a las diferentes variedades de olivo pueden alterar la función de los exudados: “Se ha visto que en la variedad frantoio los exudados de plantas tratadas tampoco inducen ni reducen significativamente la germinación de las estructuras de resistencias del patógeno, mientras que los exudados de plantas tratadas de picual o arbequina reducen significativamente la viabilidad de estas estructuras; de esta forma, los resultados sugieren que los agentes de biocontrol pueden modular el efecto de los exudados, disminuyendo la capacidad infectiva del patógeno en variedades susceptibles”.

2 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba