Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 18 de enero de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 18 de enero de 2022

Es la conclusión del trabajo de investigación realizado por personal del Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG) y del IRTA de Cataluña. Demuestra que la simbiosis con un hongo (micorriza arbuscular) hace a las plantas de arroz más productivas y resistentes a enfermedades. Con ello los agricultores podrán reducir el uso de fertilizantes y pesticidas.

Este trabajo de investigación (que se ha estudiado en condiciones de campo en los arrozales del Delta del Ebro) ha sido publicado en la revista Rice.

La micorriza arbuscular es un tipo de hongo que establece relaciones de simbiosis con las raíces de la mayoría de plantas terrestres, mejorando su nutrición y la resistencia a patógenos. No obstante, sus efectos en las plantas de arroz habían sido poco estudiados hasta la fecha.

El nuevo trabajo liderado por investigadoras del Centro de Investigación en Agrigenómica revela que “las plantas de arroz en simbiosis con hongos micorriza arbuscular presentan un mayor crecimiento, productividad y resistencia a la devastadora piriculariosis, abriendo nuevas posibilidades para mejorar el rendimiento de los arrozales y reducir el uso de fungicidas”.

La simbiosis es una relación mutuamente beneficiosa para los organismos implicados, y esta estrategia ya se utiliza para mejorar la producción de muchos cultivos relevantes como el trigo, la avena y la mayoría de especies de legumbres.

Tradicionalmente se pensaba que las plantas crecidas en ambientes acuáticos (como el arroz) no hacían simbiosis con las micorrizas arbusculares.

La nueva investigación dirigida por Sonia Campo, investigadora postdoctoral en el CRAG, demuestra que “la simbiosis entre micorriza y arroz puede aumentar el rendimiento de los arrozales cultivados en agua”.

En condiciones de invernadero se inocularon las plantas de arroz con dos especies distintas de micorriza, y se demostró que la gran mayoría de variedades crecían más tras el tratamiento.

También se investigó la resistencia de las plantas inoculadas a la enfermedad del arroz más temida (la piriculariosis, causada por el hongo patógeno Magnaporthe oryzae).

Sonia Campo realiza las siguientes reflexiones al respecto:

Después de inocular las plantas y de someterlas al hongo patógeno, observamos que en general la simbiosis protegía a las plantas de la infección.

Aun así, en la variedad Maratelli, que es muy susceptible a la enfermedad, la inoculación tuvo un efecto negativo.

Estos resultados nos indican que la simbiosis tiene un gran potencial para mejorar la resistencia del arroz, pero sus efectos se tienen que evaluar caso por caso en función de las distintas variedades”.

Gracias a la colaboración con investigadoras expertas en agronomía del IRTA, lideradas por Mar Català y Maite Martínez, se realizaron experimentos en sistemas de cultivo convencionales.

En las pruebas hechas en los arrozales de la Estación Experimental del Ebro se vio que “la inoculación del hongo mejoraba hasta un 40 por ciento la productividad de las plantas, principalmente a causa del aumento del número de panículas que contienen los granos de arroz”.

17 de julio de 2020

Otras noticias

Inversión de 35,5 millones de euros para modernizar el regadío en Molinar del Flumen y en la Comunidad V de Bardenas

El Ministerio de Agricultura, a través de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), va a acometer dos proyectos de modernización de regadíos en las provincias de Huesca y Zaragoza. Se encuadran en la primera fase del “Plan para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad en regadíos” que se incluye, a su vez, en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). La inversión total de los dos proyectos suma 35,5 millones de euros (IVA no incluido). Las actuaciones se van a llevar a cabo en las comunidades de regantes de Molinar del Flumen (Huesca) y número V de los Riegos de Bardenas (Zaragoza).

Ambos proyectos están orientados a la “mejora de la eficiencia energética e hídrica, así como a la digitalización de la gestión de los sistemas de riego”. Han firmado los convenios de financiación el presidente de SEIASA, Francisco Rodríguez Mulero, y los presidentes de las comunidades de regantes Molinar del Flumen, José Ángel Lample, y número V de los Riegos de Bardenas, José María Vinué. El evento ha sido presidido por la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano.

COMUNIDAD DE REGANTES DE MOLINAR DEL FLUMEN

El “Proyecto de estación de bombeo, proyecto eléctrico y sistema de telecontrol para la eficiencia energética de la zona regable de la margen derecha del río Flumen de la comunidad de regantes Molinar del Flumen (Huesca)” cuenta con un presupuesto de nueve millones de euros (IVA no incluido). Afectará a 3.643 hectáreas de los municipios de Barbués, Sangarrén, Torres de Barbués y Almuniente, en la provincia de Huesca, y beneficiará a 351 regantes.

El objeto de la actuación es “construir una estación de bombeo que se abastezca de la red eléctrica y que permita eliminar el uso de motores diésel utilizados actualmente, suministrando la presión necesaria para un riego eficiente, además de la implantación de un sistema de telecontrol para una gestión más eficaz en toda la zona regable”.

COMUNIDAD DE REGANTES NÚMERO V DE LOS RIEGOS DE BARDENAS

Las actuaciones previstas en el marco del “Proyecto de modernización integral de la comunidad de regantes número V de los Riegos de Bardenas (Zona 1) (Zaragoza)” contarán con un presupuesto de 26,5 millones de euros (IVA no incluido). Afectarán a 3.714 hectáreas y beneficiarán a 247 regantes de los municipios de Ejea de los Caballeros, Biota y Sádaba, en la provincia de Zaragoza.

Su objetivo es “hacer un uso sostenible del agua de riego, mejorando su gestión, y monitorizar los parámetros de riego, así como el seguimiento y control de la aplicación de nutrientes, principalmente el nitrógeno”.

Actualmente esta zona regable utiliza un sistema de riego por inundación con una “red de acequias muy deterioradas”. Mediante esta actuación se sustituirá este sistema por un riego presurizado a través de tuberías, con el objetivo de “maximizar la superficie abastecida por presión natural”. Para ello se construirá una balsa de regulación junto al canal de Bardenas que abastecerá a la nueva red de riego. Además, un sistema de automatización y telecontrol permitirá digitalizar la gestión del riego de manera integral para maximizar la eficiencia hídrica y energética.

18 de enero de 2022 |
Ir a Arriba