Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Día Internacional de las Cooperativas: ‘Reconstruir mejor juntos’

El Día Internacional de las Cooperativas se conmemora este sábado 03 de julio (primer sábado de julio). El lema elegido para este año es “Reconstruir mejor juntos”. Con motivo de esta celebración Cooperativas Agro-alimentarias de España hace pública una declaración. Dice así:

Con motivo de la celebración del Día Internacional de las Cooperativas (#CoopsDay), que la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) ha dedicado al tema “Reconstruir mejor juntos”, las cooperativas de España, en un ejercicio de intercooperación, lanzamos este llamamiento conjunto en el sentido de que el cooperativismo es la herramienta más eficaz para la reconstrucción económica y social del país.

Y ello para que los valores que caracterizan a nuestras empresas cooperativas y que nos visibilizan (la ayuda mutua, la responsabilidad, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad) asienten los pilares de una sociedad que salga fortalecida y mejor en todos los sentidos tras la pandemia.

El éxito estará garantizando si la preocupación central por las personas, si la honestidad, transparencia, responsabilidad social y preocupación por los demás, ejes vertebradores del código ético cooperativista, impregnan el esfuerzo colectivo que debemos afrontar en los próximos meses y años.

Es momento de recuperar el optimismo. La COVID-19 nos ha azotado con violencia. La pérdida de tejido productivo y de empleos, sumada, por supuesto, a la cuantiosa pérdida de seres humanos, ha dejado nuestra sociedad debilitada, cuando no enormemente empobrecida y desigual, sobre todo en sectores de la población que ni siquiera podían prever lo que se venía encima.

No todo es achacable al coronavirus. Veníamos arrastrando la precariedad ambiental, social y económica, una acumulación de emergencias a las que se sumó la crisis sanitaria, poniendo en evidencia nuestra vulnerabilidad global.

Desde el cooperativismo hace tiempo que éramos conscientes y trabajábamos para transformar el modelo socioeconómico, caminando hacia una economía más justa y equitativa. Es momento de potenciar esos esfuerzos. Es el momento de las cooperativas.

Porque las cooperativas hemos demostrado que nuestra resiliencia no es sólo un lema, y como empresas resilientes, solidarias y comprometidas actuamos desde todos los ámbitos en los que estamos presentes, la agricultura, ganadería y alimentación, la salud, la educación, la industria, la vivienda, el comercio, el consumo, los servicios sociales, el turismo, la intermediación financiera, la energía y el transporte.

Más de 10 millones de personas cooperativistas, poniendo en evidencia que el esfuerzo conjunto combinado con unos principios y valores sólidos dan sus frutos y no deja a nadie atrás.

Tenemos una oportunidad excelente de demostrar que las cooperativas ponemos la economía al servicio de las personas y no al revés: Es posible una economía para la vida.

El cooperativismo garantiza el compromiso, la responsabilidad y el respeto por las personas y el entorno. Las cooperativas somos parte muy importante de un futuro sostenible.

Por todo ello, animamos a la población a apostar por el cooperativismo y las empresas cooperativas, produciendo, consumiendo y trabajando, fortaleciendo la economía social, haciéndola mayor, afianzando el sentimiento de comunidad y compartiendo los esfuerzos y la recompensa de una mayor prosperidad y bienestar generalizados”.

2 de julio de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba