Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 7 de diciembre de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 7 de diciembre de 2022

Debate sobre el impulso cooperativo para evitar el abandono de explotaciones y fomentar el relevo generacional

Se ha celebrado la III Jornada Anual de la Cátedra de Cooperativas Agroalimentarias. Ha sido en formato on line. Se ha hablado de “Modelos innovadores para impulsar a las cooperativas agroalimentarias, evitar el abandono de explotaciones y fomentar el relevo generacional”. Se ha presentado un estudio con el mismo título.

Hay que recordar que la Cátedra Cooperativas Agroalimentarias es una iniciativa conjunta de la Universidad de Valencia y de Cooperativas Agro-alimentarias de España, puesta en marcha en 2018 con el objetivo de profundizar en el conocimiento del cooperativismo agroalimentario.

Fernando Sacristán, abogado y profesor de Derecho Mercantil de la Universidad Rey Juan Carlos, ha enumerado elementos comunes de las cooperativas para impulsar modelos innovadores.

Cita la profesionalización en la gestión, la dimensión, el compromiso del socio, la formación y la asistencia técnica; también las actividades complementarias relacionadas con el agroturismo, las energías renovables o las tiendas que dan servicio a la población rural.

Fernando Sacristán concluye que, “si el objetivo es incorporar a nuevos socios, todo debe girar en torno a ellos y se les debe dejar participar en la cooperativa”.

Carmen Pastor, profesora de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Politécnica de Cartagena, ha señalado que los incentivos fiscales son legítimos para las cooperativas, porque son el modelo idóneo para el desarrollo de las zonas rurales.

Esos incentivos fiscales, siempre como complemento de una política de apoyo a las cooperativas, deben fomentar 3 actuaciones: La constitución y consolidación en zonas rurales, el impulso de las actividades desarrolladas en zonas rurales, y la creación de condiciones favorables para lograr un arraigo poblacional.

CASO DE LA COOPERATIVA DE ARTAJONA-NAVARRA

Ignacio Zabaleta, de la Cooperativa de Artajona en Navarra, ha explicado la experiencia que han llevado a cabo en su cooperativa para fomentar el relevo generacional y evitar el abandono de explotaciones.

La creación de una sección de cultivo en común ha permitido rentabilizar el regadío para los propietarios socios, garantizar mayores ingresos a los socios agricultores y facilitar la incorporación de otros, consolidar la actividad de la cooperativa, y crear puestos de trabajo en la zona.

Los socios propietarios arriendan sus fincas y sus derechos de la Política Agraria Común (PAC) por un periodo de 20 años, y la cooperativa realiza las inversiones de regadío en las parcelas, así como el asesoramiento necesario teniendo en cuenta la rotación de cultivos, la situación del mercado,…

Esta iniciativa ha permitido que la cooperativa haya diversificado actividades, ha realizado inversiones (como una nueva línea de pelado de almendra) y se hayan duplicado los socios por la fusión con otras cooperativas de la zona.

De hecho, ha pasado de tener 8 socios menores de 40 años en 2005 a 11 jóvenes socios menores de 30 años en la actualidad, su facturación se ha incrementado de 3 a 15 millones de euros, y los empleados han aumentado de 4 a 16.

UNA LEGISLACIÓN COMPLEJA

Otro de los objetivos de la jornada ha sido analizar la legislación en materia de cooperativas, tanto la nacional como las distintas autonómicas.

Cristina Cano, profesora de Derecho Mercantil de la Universidad de Almería, ha analizado la Ley de Cooperativas y su evolución en el ámbito autonómico para concluir sobre la necesidad de una reforma de la ley estatal que se adapte a los problemas que deben resolver las cooperativas.

Ha animado a iniciar un periodo de reflexión para que la reforma de la ley se adapte a las necesidades actuales, pero que además mantenga la naturaleza cooperativa.

7 de octubre de 2020

Otras noticias

Declaración institucional de academias e institutos de gastronomía en defensa del producto, la salud y la educación

Los presidentes de las academias e institutos de gastronomía autonómicos, con el apoyo de la Real Academia de Gastronomía Española, han firmado una declaración institucional en defensa del producto, la salud y la educación. El escrito dice lo siguiente:

1. Debe defenderse el producto local de calidad con cuantas acciones puedan organizarse desde las academias, institutos y demás instituciones públicas, empresariales y ciudadanas involucradas.

2. Han de valorarse al máximo los productores locales en cada comunidad, dándoles a conocer y divulgando sus buenas elaboraciones.

3. Se anima al consumidor a adquirir producto local en mercados, ferias y establecimientos especializados.

4. La apuesta por el producto local ofrece indudables ventajas en la economía de la zona, favoreciendo la diversidad agroalimentaria, la sostenibilidad de cultivos y producciones del sector agrícola, ganadero y marino, así como la revitalización de zonas despobladas.

5. La compra de producto local de calidad puede disminuir la influencia en el mercado de productos foráneos que compiten por su menor coste y vinculados a baja calidad, dudosa procedencia o elaboración, y escaso perfil saludable.

6. Se agradece al sector de la cocina, la hostelería y los productores agroalimentarios su esfuerzo permanente y especialmente durante la pandemia.

7. Se aboga por hacer de la educación del consumidor español una pieza clave del crecimiento de la gastronomía nacional y regional de calidad.

8. El foro de presidentes de las academias e institutos de gastronomía autonómicos y la Real Academia de Gastronomía Española recalcan el valor de la educación nutricional de niños y jóvenes como vía de promoción de la salud y, a la vez, como forma de defensa del rico patrimonio cultural que supone la gastronomía. Todo esto sólo será posible si se desarrolla un programa educativo integral que abarque desde la educación en torno al gusto en la infancia hasta la enseñanza profesional en hostelería, con el apoyo de programas universitarios en gastronomía y ciencia de los alimentos y complementado por un marco legal acorde con ello. Con esta acción conjunta, se podrá aprovechar todo el potencial actual de la gastronomía y su enfoque cultural y científico para mejorar los hábitos alimentarios de una forma a la vez sostenible.

9. El foro de presidentes de las academias e institutos de gastronomía autonómicos y la Real Academia de Gastronomía Española declara, por tanto, la educación, la salud y la defensa del buen producto local agroalimentario centro de sus actividades actuales y futuras.

5 de diciembre de 2022 |
Ir a Arriba