Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 2 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 2 de febrero de 2023

Cooperativas pide que la nueva PAC tenga en cuenta su nivel organizativo y apoye a los productores agroalimentarios

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha enviado al Ministerio de Agricultura un documento con aportaciones para mejorar el plan estratégico nacional de aplicación de la Política Agraria Común (PAC) en este país. Desde este colectivo se indica que “el sector agroalimentario se enfrenta a un cambio de modelo productivo de proporciones desconocidas y que no terminan de definirse; este plan estratégico nacional es una herramienta, pero no la única, que debe apoyar al sector en el cambio, dando tiempo, recursos y coherencia entre políticas medioambientales, económicas y sociales, algo que no se está dando hasta el momento”.

La esencia del documento presentado por Cooperativas Agro-alimentarias de España es la siguiente:

Una de las necesidades más importantes que identificamos, tanto en España como por las recomendaciones de la Comisión Europea, es la de reforzar la posición de los productores en la cadena de valor a través de las organizaciones de productores. Consideramos que existe margen de mejora de este plan para la estructuración económica y en el mercado del sector productor.

El modelo de empresa cooperativa agroalimentaria es la herramienta idónea para posicionar al productor en la cadena de valor a través de su reconocimiento como organizaciones de productores, para avanzar y afrontar el cambio de modelo productivo atendiendo a la necesaria eficiencia económica que mantenga la rentabilidad de los productores en el mercado, porque sin rentabilidad será imposible afrontar las inversiones necesarias para el reto medioambiental y de acción por el clima.

El cuarenta y tres por ciento del presupuesto de la PAC 2023-2027 se destinará a cuestiones medioambientales y por el clima. El éxito en la transición del modelo productivo hacia otro medioambientalmente más exigente, aún sin conocer, no deberá permanecer únicamente en el porcentaje de presupuesto dedicado a estos fines, sino también en la manera y en qué instrumentos se ponen al servicio de la producción para poder efectivamente adoptar el nuevo modelo y aprovechar las oportunidades que se puedan brindar.

En esta línea, insistimos en que el único camino posible para no dejar a nadie atrás en la transición es fomentar las aplicaciones colectivas de determinadas intervenciones, así como reforzar los servicios de asesoramiento ya existentes, especialmente en las cooperativas y sus organizaciones representativas que acompañen a todos los productores.

Respecto a los fondos para la Recuperación y la Resiliencia Económica (Next Generation EU), fruto de la crisis surgida por la pandemia de COVID-19, desde Cooperativas consideramos que su uso de manera lógica y coherente con los objetivos marcados por plan estratégico nacional de la nueva PAC será clave para dar el impulso necesario al sector y alcanzar los objetivos de la sostenibilidad en todas sus facetas (económica, medioambiental y social) y en el tránsito al nuevo modelo productivo.

Por otra parte, consideramos necesario aplicar enfoques colectivos en los eco-regímenes, ya que se obtiene un mayor impacto ambiental cuando las medidas se realizan de una forma agrupada, organizada y coordinada, y se consigue una mejor relación coste-beneficio cuando se pueden utilizar economías de escala para adquirir los recursos necesarios”.

15 de febrero de 2022

Otras noticias

El capital asegurado por el seguro agrario en 2022 marca máximo histórico por octavo año consecutivo

El seguro agrario en España batió varios mejores resultados de contratación durante el año 2022, según las cifras que registró Agroseguro hasta el pasado 31 de diciembre. Esta entidad cita el capital asegurado, el recibo de prima o los animales asegurados. Presenta el siguiente informe como balance del pasado año:

El capital asegurado por el seguro agrario en 2022 marca un nuevo máximo histórico (por octavo año consecutivo) y crece un cuatro por ciento, hasta los 16.286 millones de euros. Esto supone que el valor de la producción agrícola y ganadera protegida por el seguro agrario se ha incrementado en más de 614 millones de euros durante el último año.

Este aumento se produce en buena parte de las producciones agrícolas de mayor peso, como son los cultivos herbáceos, los frutales o la uva de vino, así como en el conjunto de los seguros pecuarios, con especial empuje de las líneas que ofrecen cobertura de los accidentes y las enfermedades del ganado. Crecen también la uva de mesa, los frutos secos, y el fresón y frutos rojos.

Otras producciones, también relevantes, como los cítricos o el conjunto de las hortalizas, se mantienen en torno a las cifras de 2021.

La difícil realidad climática del pasado año, marcada por graves heladas, tormentas y un intenso periodo de altas temperaturas, golpes de calor y escasez pluviométrica, explica el descenso del 2,1 por ciento en la superficie asegurada (hasta los 6,2 millones de hectáreas) y de la producción asegurada, que se ha situado en 38,1 millones de toneladas, un 6,7 por ciento menos que el año anterior.

En cambio, durante el pasado año se han asegurado 416,5 millones de animales en el conjunto de los seguros pecuarios, un 26,8 por ciento más que en 2021.

Al igual que el pasado año, las primas también crecen en cifras similares al porcentaje de capital asegurado, hasta situarse en 858,7 millones, la cifra más alta en la historia del seguro agrario. 475 millones han sido abonados por los agricultores y ganaderos, y el resto corresponde al importe de las subvenciones que conceden ENESA y las comunidades autónomas, que se descuenta en el momento de la contratación”.

1 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba