Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de diciembre de 2021

Fruticultores y viticultores de diferentes puntos de España, entre ellos Aragón, se han concentrado este jueves, 24 de noviembre, ante el Ministerio de Agricultura para solicitar que se incluyan los frutales y el viñedo en la nueva Política Agraria Común (PAC). Ha sido una convocatoria de COAG (UAGA), ASAJA, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias y FEPEX. También se han solicitado medidas fiscales para combatir la escalada de los costes de producción, que “están asfixiando a las explotaciones familiares”. Las organizaciones convocantes dicen que “en el último año el campo ha experimentado un aumento en sus costes de producción de hasta un treinta por ciento en algunos productos”.

La tabla reivindicativa es la siguiente:

– “Inclusión en la PAC del sector frutícola y demás leñosos, con un presupuesto adecuado que permita defendernos ante los abusos del mercado”.

– “Tarifa especial para la energía eléctrica empleada en la producción en finca, en las comunidades de regantes y en las centrales de manipulado. Solicitamos que la energía empleada para estas labores sea asimilada al gasóleo agrícola en cuanto a su tratamiento fiscal”.

– “IVA agrícola reducido para todos los insumos necesarios para la producción. Actualmente está entre el 10 y el 21 por ciento. Reclamamos sea del 10 por ciento para todos, incluidos los servicios agrícolas”.

– “Revisión al alza del IVA compensatorio para los agricultores en estimación objetiva. Actualmente está en el doce por ciento, pero con el aumento de los costes de producción ya no es suficiente y es necesario incrementarlo al 14 por ciento”.

– “Medidas fiscales que recojan la deducción de la factura de fertilizantes y plásticos no amortizables. Aumento del porcentaje de difícil justificación en estimación directa”.

24 de noviembre de 2021

Otras noticias

Nueva defensa del papel de los grupos Leader de Aragón

Alquézar (Huesca) ha acogido una mesa redonda sobre los grupos Leader de Aragón con participación de representantes de las tres diputaciones provinciales. Ha sido un evento organizado por la Red Aragonesa de Desarrollo Rural y que ha resultado ser un nuevo acto de defensa del papel que están jugando los grupos Leader para la sostenibilidad territorial y el desarrollo socioeconómico de las tres provincias aragonesas.

Las ayudas Leader han impulsado la creación y mantenimiento de casi 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos en la provincia de Huesca y en torno a 10.000 en todo Aragón desde 2016. Son datos que se han dado en la mesa redonda de las diputaciones provinciales, en la que Miguel Gracia, presidente de la de Huesca, ha dicho que “esas ayudas han sido y son un apoyo fundamental para muchas empresas, tanto de nueva creación como otras ya instaladas en numerosos pueblos, contribuyendo a conservar el número de habitantes e incluso generando la posibilidad de que lleguen nuevos vecinos a ellos”.

Miguel Gracia ha reivindicado “la importancia de su mantenimiento como mínimo con el mismo presupuesto que tienen ahora”. Añade que “los seis grupos altoaragoneses, así como los otros catorce de todo Aragón, han sido una herramienta esencial para la dinamización económica, pero también social en nuestro territorio; son fundamentales en la estructuración del territorio y han hecho posible que haya gente en el medio rural, pieza fundamental y necesaria para la conservación del mismo”.

El presidente de la Diputación Provincial de Huesca considera que es necesario “repensar el programa Leader en determinadas zonas con suficiente potencial económico y centrarse en aquellos más castigados por la despoblación y con menos potencial para su desarrollo; incluso repensar el ámbito de actuación de estos grupos, que no se base en unidades geográficas como la comarca sino teniendo en cuenta criterios socioeconómicos antes que geográficos”.

2 de diciembre de 2021 |
Ir a Arriba