Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 17 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 17 de mayo de 2022

El cambio climático ya pasa factura al campo español: cada año se pierde el seis por ciento del valor de la producción, es decir, más de quinientos cincuenta millones de euros”. Así se desprende del estudio divulgativo presentado por COAG en torno a la evolución del clima y su impacto en viñedos, olivares, campos de cereal y dehesas. Lleva por título “Empieza la cuenta atrás. Impactos del cambio climático en la agricultura española”. Las conclusiones principales son las siguientes:

– “En general, un calentamiento global de grado y medio se traduciría en una bajada apreciable de los rendimientos y de la calidad de la producción en las zonas actuales de cultivo, pero más especialmente en las zonas más calurosas y áridas del sur peninsular. Se podría llegar a perder más de un diez por ciento de la superficie más apta para los vinos de calidad en toda España y un ochenta por ciento de la superficie de variedades de olivo como hojiblanca o manzanilla en Andalucía; también podría llegar a bajar en torno al ocho por ciento los rendimientos del trigo en España. Con un incremento de dos grados los daños podrían ser muy graves y podrían peligrar las dehesas de encina en la parte occidental de Andalucía o Extremadura, podría llegar a descender más de un quince por ciento el rendimiento de cereales como el trigo en algunas regiones, la superficie de viñedo de alta calidad podría reducirse en un veinte por ciento y en el caso del olivar únicamente la variedad picual podría mantener los rendimientos en secano en las zonas interiores de cultivo. No obstante, a partir de un calentamiento de dos grados y medio, incluso el rendimiento de esta variedad se resentiría de forma importante sin aportes de agua; además, las dehesas de encina podrían llegar a desaparecer en grandes zonas de la mitad sur”.

– “Las mayores pérdidas irían asociadas al incremento del estrés hídrico en los cultivos debido al aumento de la evapotranspiración, por el aumento de las temperaturas, y al descenso de las precipitaciones. Este descenso iría acompañado de una mayor frecuencia de sequías, hasta cinco y diez veces más alta si aumentan las temperaturas por encima de un grado y medio, o dos grados. Además, las lluvias serían más intensas, lo que generaría erosión, y se concentrarían en épocas como el otoño, por lo que el agua sería menos aprovechable por los cultivos. Estos daños se podrían incrementar aún más por la mayor incidencia de plagas y enfermedades, que en el caso del trigo podría llegar a aumentar en un sesenta por ciento las pérdidas actuales con un incremento de dos grados, pero sobre todo por el conjunto de adversidades climáticas”.

11 de mayo de 2022

Otras noticias

Aragón invertirá 56 millones de euros de fondos europeos para recuperar ecosistemas y biodiversidad

Así lo ha anunciado el director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, en el transcurso de las jornadas técnicas que durante tres días se desarrollan para conmemorar el treinta aniversario de la Red Natura 2000. Participan expertos de toda España. Diego Bayona ha anunciado que “el Gobierno de Aragón va a llevar a cabo una inversión en los próximos años que en su conjunto suma 56 millones de euros, destinados a la restauración y recuperación de los ecosistemas y la biodiversidad, a través de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia”. En las próximas semanas se pondrá en marcha “una línea de ayudas de un millón y medio de euros para los colectivos profesionales y ayuntamientos que operan dentro de la Red Natura 2000”.

La Red Natura 2000 es el conjunto de espacios naturales protegidos de la Unión Europea conformada por ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y por ZEC (Zonas de Especial Conservación), eligiendo aquellos enclaves geográficos donde se localizan los hábitats, especies de aves y de fauna y flora silvestre de interés en cada país comunitario, garantizando así la permanencia de la biodiversidad en Europa. En Aragón hay 48 áreas ZEPA con 8.701 kilómetros cuadrados. Y hay 156 áreas ZEC, hasta un total de 10.473 kilómetros cuadrados, en parte coincidentes con la superficie de las ZEPA.

16 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba