Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Cascarilla de arroz y paja de cereal para crear distintos tipos de envases

Es en lo que trabaja el grupo de cooperación AGROCIRC 2030, coordinado por la cooperativa Arrocera del Pirineo. Desde AGROCIRC 2030 se recuerda que desde el mes de julio está prohibida la comercialización en Europa de determinados productos de plástico de un solo uso, como pueden ser platos, vasos y pajitas; y que en España el plástico representa el 40 por ciento del material que se utiliza para fabricar envases (y de ese porcentaje el 80 por ciento acaba en vertederos).

Susana Hernández, directora de operaciones de Arrocera del Pirineo, señala que “los envases de plástico tienen caducidad”. Apunta igualmente que “AGROCIRC 2030 surge de una demanda del sector primario para dar salida a los subproductos que genera”.

Se trata de “un grupo de cooperación que tiene como objetivo reutilizar los restos agroindustriales para fabricar envases más sostenibles sin necesidad de utilizar plástico”. Pretende darle “una segunda vida a la cascarilla del arroz y otros residuos agrarios sin apenas salida comercial, como pueden ser la paja de los cereales y los restos vegetales de los cultivos hortícolas”.

AGROCIRC 2030 tiene como socios beneficiarios a las cooperativas Arrocera del Pirineo, Cereales Teruel, Virgen de la Oliva de Ejea de los Caballeros y SAAR. Suministrarán los subproductos agrarios que utilizará Feltwood Ecomateriales (otro de los socios) para diseñar un envase sostenible y biodegradable; es una empresa aragonesa especializada en desarrollar materiales industriales ecológicos a partir de residuos agrarios.

Óscar Longares, responsable de desarrollo de negocio de Feltwood Ecomateriales, explica que “en estos momentos estamos analizando esos subproductos para saber qué utilidad pueden tener”.

Hay restos vegetales con los que nunca antes habían trabajado, como es la cascarilla del arroz, y pretenden estudiar en este tiempo el volumen de residuos que se genera en cada cultivo así como su estacionalidad. Óscar Longares indica que “si vamos a fabricar envases necesitamos tener materia prima durante un periodo largo de tiempo, no sólo de forma puntual”.

Y añade: “Solucionamos también un problema porque muchos agricultores tienen que deshacerse de esos residuos o pagar para que se los lleven”.

Desde Arrocera del Pirineo se concluye que “AGROCIRC 2030 conduce al agricultor hacia una economía circular; ellos producen alimentos y sus residuos se reutilizan para crear envases que terminan de nuevo en el campo al ser biodegradables y compostables, por lo que cerramos el ciclo completo”.

AGROCIRC 2030 cuenta también con el apoyo de centros de investigación aragoneses, que serán los encargados de validar los envases. En este sentido, el programa tiene como socios no beneficiarios al Parque Científico Tecnológico Aula Dei, al CITA de Aragón (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria) y a Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón.

Este grupo de cooperación está financiado con fondos FEADER de la Unión Europea, a través del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Aragón; se creó en marzo de 2020 y tiene un periodo de trabajo de cuatro años.

21 de septiembre de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba