Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Ganaderos desde 1218, Franco y Navarro, y Universidad de Zaragoza impulsan, bajo la coordinación de Casa de Ganaderos, un proyecto de investigación para el desarrollo de una tecnología que permita la automatización del corte del costillar de cordero, y que éste se produzca de forma óptima. El objetivo es conseguir un aumento del valor de esta parte noble del cordero.

Casa de Ganaderos explica que actualmente los mataderos no están provistos de la tecnología adecuada para imitar el corte que realiza un carnicero en los costillares de cordero. La maquinaria actual está pensada para trabajar en costillares de cerdo, por lo que el corte no se adapta a la morfología del costillar de cordero, provocando tajos que generan astillas.

Este proyecto de investigación pretende desarrollar una nueva tecnología automatizada para el costillar de cordero, la cual permita aumentar la calidad y la seguridad del producto, evitando provocar daños en el consumidor durante la ingesta de la carne.

El grupo de investigación G2PM (Group in Product and Project Management) de la Universidad de Zaragoza ha desarrollado un algoritmo que genera trayectorias adecuadas a la morfología de cada costillar de cordero. Se basa en técnicas de visión artificial y procesamiento de imágenes.

Las trayectorias generadas por el algoritmo son las que deberá seguir la máquina de corte para optimizar la sección del costillar, tal y como lo haría un carnicero de forma manual, aumentando la calidad del producto final y la seguridad del mismo, y disminuyendo la merma de producto que se produce en la actualidad.

23 de noviembre de 2021

Otras noticias

53 hortelanos de todo Aragón participan en el proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad

Un total de 53 hortelanos de las tres provincias aragonesas participa en la segunda edición del proyecto de ciencia ciudadana Embajadores de la Biodiversidad II, liderado por el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología así como del Ministerio de Ciencia e Innovación. Los hortelanos han recibido en el salón de actos del CIHEAM de Zaragoza las semillas que intentarán recuperar durante el próximo año en sus lugares de origen. Son semillas de melón, judías, tomate, bisaltos y habas, entre otras.

Lucía Soriano, directora gerente del CITA, ha explicado que “este proyecto busca concienciar a la sociedad sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad cultivada; esta iniciativa aumenta el importante patrimonio hortícola con el que contamos en el Banco de Germoplasma Hortícola del CITA, del que este año se cumple su 40 aniversario”.

Cristina Mallor, investigadora de la Unidad de Hortofruticultura y responsable del Banco de Germoplasma Hortícola, ha explicado en qué consiste el proyecto y la colaboración de los hortelanos: “A los hortelanos embajadores se os ha asignado una variedad o variedades de determinados cultivos, dependiendo de vuestra zona geográfica; las semillas que vais a cultivar pertenecen a las variedades locales conservadas en el Banco de Germoplasma Hortícola del CITA, y gracias a vuestra colaboración podremos mejorar la conservación de la biodiversidad, contribuyendo a su documentación según su comportamiento en la zona de origen, o en sus proximidades, donde las variedades locales manifiestan todo su potencial”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba