Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 19 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

martes, 19 de octubre de 2021

Los investigadores Juan Antonio Rodríguez y Jorge García, de la Universidad de Córdoba, han estado trabajando en el desarrollo de una tecnología de bajo coste que, aplicada al riego que cuenta con un exceso de presión, permite reducir el coste energético y la huella de carbono. Han conseguido ahorros de 2.400 euros y 9 toneladas de CO2 anuales.

Recuerdan que “las técnicas de regadío tradicionales se fueron reemplazando por técnicas de riego a presión, mejorando la eficiencia del agua pero aumentando la dependencia de la energía”.

Juan Antonio Rodríguez y Jorge García han probado en campo una tecnología de bajo coste que aprovecha el exceso de presión de la red para generar energía.

Esta tecnología permitió, en la finca en la que se instaló, eliminar el generador diésel que se usaba para alimentar equipos de filtrados, bombas inyectoras de fertilizantes y otros dispositivos necesarios para la campaña de riego, haciendo funcionar a la red de manera autosuficiente y con energía limpia.

Indican que “estos resultados se consiguen con la instalación de bombas hidráulicas que funcionan como turbinas, conocidas como PAT por sus siglas en inglés (Pump as Turbine)”.

Explican que “el agua mueve el rodete y genera electricidad, a modo de pequeña central hidroeléctrica (pero más barata que las turbinas tradicionales para pequeñas potencias, ya que la producción de bombas hidráulicas es mucho mayor, lo que repercute en su precio)”.

Los citados investigadores concluyen que “los agricultores de zonas aisladas de la red eléctrica y que tienen excesos de presión pueden generar su propia electricidad, y reducir la dependencia energética de sus sistemas de riego o incluso convertir sus instalaciones en autosuficientes energéticamente”.

2 de marzo de 2021

Otras noticias

Todo preparado para la celebración de SMAGUA y SPAPER en Feria de Zaragoza

El pabellón número seis de Feria de Zaragoza va a acoger de martes a jueves (del 19 al 21 de octubre) la 25 edición del Salón Internacional del Agua y el Riego (SMAGUA) y la segunda del Salón Internacional de la Maquinaria y Equipos para la Celulosa, Papel y Cartón (SPAPER). Ambos certámenes acogerán a 317 marcas expositoras, procedentes de 27 países; 215 son españolas y 102 extranjeras. Ocuparán una superficie de más de 14.000 metros cuadrados.

Manuel Teruel, presidente de Feria de Zaragoza, indica que “SMAGUA y SPAPER suponen una excelente oportunidad para estos sectores de volver a reunirse en un entorno profesional y con las mayores garantías de seguridad sanitaria; la celebración conjunta de estas ferias aporta importantes beneficios y sinergias para ambas industrias, dado que se fortalecen mejorando el nivel expositivo”.

Destaca “el elevado nivel tecnológico de estos sectores, así como las buenas perspectivas con las que se presenta la celebración de estas ferias”. Manuel Teruel hace hincapié en que “SMAGUA es, en estos momentos, la única feria relacionada con el agua que se va a celebrar en España, contando, además, con el reconocimiento de internacionalidad que otorga el Gobierno de España”.

Añade que “las cifras de marcas internacionales son muy importantes, puesto que todavía nos movemos en parámetros de restricciones, tanto de movilidad física como de directrices de grandes compañías”. Ha querido ahondar en la presencia de países como Alemania, Francia, Reino Unido y Estados Unidos, que constituyen cuatro grandes potencias en materia hídrica.

Junto al área expositiva, “SMAGUA y SPAPER destacan por su potente programa de jornadas técnicas, ponencias y presentaciones; en esta línea, se encuentra la jornada que tendrá lugar el miércoles, 20 de octubre, sobre los retos del agua en España y que contará con los nueve presidentes de las confederaciones hidrográficas de cuenca que existen en España”.

18 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba