Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

sábado, 27 de noviembre de 2021

Se ha reunido la sectorial de cereales de ASAJA Nacional. Allí ASAJA Aragón ha dado detalles sobre la situación del cereal de invierno en este territorio. La previsión es de una menor cosecha, con una reducción cifrada en 550.000 toneladas respecto a 2020. Se achaca a las escasas o nulas lluvias de la primavera.

ASAJA Aragón detalla que “el invierno fue benévolo y dejó los sembrados bien preparados; sin embargo, las escasas lluvias de la primavera (nulas en algunas zonas) van a condicionar seriamente la producción de cereales de invierno en Aragón”.

Habla también de “daños por frío en algunas parcelas (todavía por valorar)”.

Y añade que “la zona sur de Huesca y el centro de Zaragoza son los territorios más afectados por esta reducción en las precipitaciones”.

La previsión de cosecha que realiza ASAJA Aragón es de 960.000 toneladas en la provincia de Huesca, y de 2 millones de toneladas en el caso de Aragón. Esto supone una reducción respecto a la cosecha del año pasado de un 16 por ciento en la provincia de Huesca y de un 21 por ciento en el caso de Aragón.

Esta organización profesional agraria explica que “estas cifras se encuentran a la espera de que termine de forma correcta el llenado de las cebadas tardías en el sur y norte de Aragón y del trigo, para lo que precisan lluvias y temperaturas suaves”.

La sectorial de ASAJA ha hecho hincapié en “la necesidad de  dar solución a una serie de problemas que afectan a los productores cerealistas, y que tienen que ver con la prohibición de quema de restos de cosecha, los daños producidos por la fauna cinegética, y la falta de reciprocidad en las importaciones de cereales y la volatilidad de los precios”.

QUEMA DE LOS RESTOS DE COSECHA

Respecto al problema generado por la prohibición de la quema de los restos de cosecha, “los agricultores piden sensibilidad a nuestros políticos, ya que esta práctica es una herramienta con la que siempre ha contado el agricultor, y que le ha facilitado el control de plagas y malas hierbas”.

Un año más “se ha demostrado que la eficacia de las materias activas que van quedando en el mercado cada vez es menor, por lo que la quema resulta cada vez más necesaria, y constituye una herramienta útil para el agricultor”.

DAÑOS POR FAUNA CINEGÉTICA

En cuanto a los daños por fauna cinegética, “se constata que los cierres perimetrales derivados de la pandemia, que han impedido una caza controlada de los animales, han tenido como consecuencia la  proliferación de poblaciones silvestres, causando muchos daños en los cultivos”.

En este sentido, ASAJA pide que “los agricultores sean compensados por parte de la administración para paliar las mermas de cosecha”.

IMPORTACIONES DE CEREAL

Otra de las conclusiones de esta sectorial tiene que ver con las importaciones de cereal. ASAJA dice que “las reglas del juego tienen que ser iguales para todos los productores”.

Esta organización reclama que “se incrementen los controles en frontera y se exija reciprocidad a aquellos productos procedentes de países terceros, ya que estos, en muchas ocasiones, no cumplen con las exigencias que se imponen a las producciones europeas”.

19 de mayo de 2021

Otras noticias

Nace la marca Trufa Negra d’Aragón

Se ha constituido la federación de asociaciones vinculadas con la trufa negra (Tuber melanosporum) de Aragón y ha presentado la marca conjunta Trufa Negra d’Aragón. Es el resultado de la unión de la Asociación de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragón (Huesca), Asociación de Jóvenes Truficultores de Teruel y Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa Negra de las comarcas de Zaragoza. El objetivo que persiguen la nueva federación y la nueva marca conjunta es “potenciar la imagen, de tal manera que quien adquiera Trufa Negra d’Aragón lo haga sabiendo que está comprando un producto de calidad contrastada”.

Se cuenta con el respaldo de entidades como el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA) de Aragón y como el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET), ubicado en Graus (Huesca).

Se ha presentado un informe sobre el sector de la trufa en Aragón:

Aragón se consolida como una de las mayores zonas productoras de trufa del mundo. La truficultura es una actividad que se encuentra en pleno proceso de desarrollo en este territorio, con un crecimiento aproximado de quinientas hectáreas anuales y con una superficie de diez mil kilómetros cuadrados aptos para el desarrollo de la trufa negra. El cuarenta y cuatro por ciento de los viveros de planta micorrizada de España se encuentra en Aragón, y suponen cerca del setenta y cinco por ciento del total de la producción anual del país, con alrededor de trescientos cincuenta mil plantones. El once por ciento del total mundial de las plantaciones productoras de trufa negra se encuentran en Aragón y se estima que el cincuenta por ciento de la producción global de estos hongos es aragonés”.

26 de noviembre de 2021 |
Ir a Arriba