Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 26 de enero de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 26 de enero de 2022

Los presidentes de Aragón (Javier Lambán), Castilla y León (Alfonso Fernández Mañueco), y Castilla-La Mancha (Emiliano García-Page) se han reunido en Albarracín (Teruel) para hablar de despoblación. Piden agilizar el nuevo mapa de ayudas de la Unión Europea (no esperando a 2022), y siguen demandando mejoras en la financiación autonómica y en la Política Agraria Común (PAC).

Aragón y las dos Castillas reclaman al Gobierno de España que las áreas poco pobladas adyacentes a las provincias de Teruel, Soria y Cuenca también puedan acceder a las subvenciones para las empresas susceptibles de instalarse en esos territorios.

Esta posibilidad beneficiaría en Aragón a Campo de Belchite, Campo de Daroca, Ribera Baja del Ebro, Aranda e incluso a Calatayud. Se cita igualmente en el caso de Castilla-La Mancha la Sierra Norte, Señorío de Molina y La Alcarria.

Piden igualmente que los parámetros que marcan las nuevas directrices, publicadas por la Comisión Europea el pasado 19 de abril, entren en vigor en cuanto el Ejecutivo comunitario apruebe el nuevo mapa de ayudas, sin esperar al año que viene.

El Gobierno de Aragón dice que en Albarracín “se ha puesto el acento en asuntos que siguen siendo vitales para garantizar la supervivencia del medio rural, tales como la mejora de la financiación autonómica y una PAC que elimine derechos históricos”.

Respecto a la Política Agraria Común se insiste en “la eliminación de los derechos históricos, y que se vincule a la agroalimentación y la creación de regadíos, así como a las energías renovables, que además de ser reguladas deben servir para impulsar el desarrollo de las zonas en las que se instalan”.

13 de mayo de 2021

Otras noticias

El Grupo Pini prevé invertir sesenta millones de euros en un secadero de jamón en Albelda (Huesca)

El Grupo Pini tiene la intención de invertir sesenta millones de euros en un centro de secado de jamón en la localidad altoaragonesa de Albelda. Esta inversión permitirá crear unos ochenta empleos directos e indirectos. Esta nueva industria, Jamones de La Litera, estará dedicada a la elaboración de jamones curados y cocidos. Ocupará una superficie de cincuenta y cinco mil metros cúbicos.

Representantes de este grupo empresarial, con su presidente, Piero Pini, a la cabeza, se lo han transmitido al consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga.

La compañía cárnica italiana Grupo Pini manifiesta que este secadero de jamones se suministrará de la producción procedente de los mataderos y salas de despiece que la firma tiene en Binéfar y San Esteban de Litera, también en la provincia de Huesca. La intención del Grupo Pini es que se ponga en marcha a lo largo del año 2023.

El consejero Arturo Aliaga destaca que “este tipo de proyectos vienen acompañados no sólo de la creación de empleo, con la que se asienta la población en el territorio, sino que también sirven para impulsar y fortalecer la industria agroalimentaria en Aragón”.

25 de enero de 2022 |
Ir a Arriba