Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 22 de mayo de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 22 de mayo de 2022

La lluvia es bien recibida en términos generales por agricultores y ganaderos; sin embargo, cuando llega de forma excesiva, pueden comenzar los perjuicios y el descontento. La cereza es el ejemplo más claro en Aragón de la inconveniencia de llover en determinados momentos. Se llega a calcular en un tercio la pérdida de cosecha por mal cuajado y por las lluvias en plena recolección (o fase final de maduración).

Las tormentas (sobre todo las que van acompañadas de pedrisco) están provocando daños en viñedos y en frutales.

El año hidrológico está siendo muy rico en precipitaciones, lo que ha provocado muchas complicaciones de sanidad vegetal en los cultivos de invierno.

Tampoco ha ayudado en los primeros cortes de la alfalfa, y es que los agricultores de regadío (sobre todo en años como éste en los que hay abundante agua en los embalses) prefieren días de sol y calor (para la alfalfa, el maíz,…).

La ganadería extensiva es la gran beneficiada de la lluvia, dado que la abundancia de pastos permite tener alimentación de calidad sin costes añadidos (que son el gran hándicap económico en años marcados por la sequía).

7 de junio de 2020

Otras noticias

Aumenta la superficie dedicada a la almendra en España pero se reduce la producción en esta campaña

La Mesa Nacional de Frutos Secos, compuesta por ASAJA, UPA, COAG, Cooperativas Agro-alimentarias de España y Asociación Española de Organizaciones de Productores de Frutos Secos (AEOFRUSE), realiza una primera estimación de producción de almendra para esta campaña. Prevé casi sesenta y dos mil toneladas de almendra grano. Es un veintinueve por ciento menos que hace un año, como consecuencia de las heladas, sequía y enfermedades fúngicas, según zonas. Las nuevas superficies productivas no han compensado la reducción en el rendimiento. España dedica al cultivo de la almendra más de quinientas veinte mil hectáreas. En el último año han entrado en producción casi treinta y nueve mil hectáreas. Los datos referidos a Aragón son los siguientes: hay una previsión de cosecha de casi cuatro mil ochocientas toneladas (un cincuenta y cuatro por ciento inferior) y la superficie dedicada a este cultivo es de sesenta y ocho mil hectáreas (un dos por ciento superior).

20 de mayo de 2022 |
Ir a Arriba