Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

miércoles, 29 de junio de 2022

Aragón Ecológico (Comité Aragonés de Agricultura Ecológica) pone en marcha una campaña de concienciación dirigida al consumidor, con el fin de que mire las etiquetas de los productos y compruebe que lo que se vende como ecológico realmente lo es. El lema elegido dice: “Si no lo ves, Eco no es”.

La compra de productos ecológicos en 2020 en España se situó en 1,1 millones de kilos (o litros), con un valor de 3.185 millones de euros.

Respecto a cómo diferenciar un producto ecológico de otro convencional, Aragón Ecológico señala que “todas las unidades envasadas deberán llevar impreso el logotipo de la Unión Europea y el código numérico de la entidad de control de quien depende el operador responsable del producto ecológico, además de su propia marca y los términos específicos de la producción ecológica”.

2 de septiembre de 2021

Otras noticias

Un robot móvil recolectará y aprovechará la fruta caída al suelo

Es el proyecto que se denomina FOODCOLLECT, en el que trabaja el centro tecnológico AINIA, de Valencia. Esta iniciativa tecnológica pretende “reducir el desperdicio alimentario y mejorar el rendimiento e inversión de los cultivos”. El citado centro indica que “casi treinta millones de toneladas de fruta son desperdiciadas anualmente en la producción primaria en Europa”. Está desarrollando “una plataforma robótica móvil capaz de recolectar fruta del suelo para aprovecharla, reduciendo así el desperdicio alimentario y mejorando el rendimiento e inversión de los cultivos agrícolas, y apostando por la sostenibilidad”. El proyecto FOODCOLLECT se concreta en la creación de un robot recolector que incorpora tres principales innovaciones: navegación autónoma, gracias a una plataforma robótica móvil; un brazo para la recolección; y un sistema avanzado de visión para la detección y localización de la fruta. Este proyecto de investigación se dirige en un inicio a la recogida de naranjas y caquis caídos del árbol. De cara al futuro se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

28 de junio de 2022 |
Ir a Arriba