Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Aragón discrepa sobre el enfoque sectorial de la nueva PAC

Aragón se ha pronunciado en contra del enfoque sectorial que pueden tener las ayudas de la nueva Política Agraria Común (PAC). Ministerio de Agricultura y comunidades autónomas se reunían este jueves 10 de diciembre en Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios y en Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural.

El ministro Luis Planas afirma que “avanzamos con las comunidades autónomas hacia un gran pacto por la Política Agraria Común”. Se han identificado los sectores productivos sobre los que se evaluará la posibilidad de establecer ayudas asociadas y programas sectoriales.

El Ministerio de Agricultura habla de conseguir un “necesario equilibrio entre la sostenibilidad ambiental y la rentabilidad socioeconómica de las explotaciones”.

Está previsto que el primer plan estratégico esté elaborado para finales del primer semestre del próximo año, de manera que el plan definitivo pueda presentarse formalmente a la Comisión Europea antes de finales de 2021.

POSTURA DE ARAGÓN

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, apunta que “los enfoques sectoriales de la PAC (es decir, la ayuda a producciones concretas) suponen un problema más que una solución y, junto con los derechos históricos, vienen a dificultar los cambios en profundidad que planteamos desde Aragón en favor del modelo familiar profesional, de la incorporación de los jóvenes al sector y la de las mujeres”.

Señala que “no hay que olvidar que los derechos históricos y los agravios territoriales derivados de la regionalización (estratos) son consecuencia de las ayudas sectoriales del pasado, por lo que volver a poner nuevamente el foco de la PAC en esta idea conlleva el riesgo de caer en el mismo error, generando nuevos agravios entre beneficiarios”.

Joaquín Olona insiste en que “las ayudas a las producciones concretas, bien sea a través de las ayudas asociadas o de los nuevos ecoesquemas, no garantizan por sí mismas que el apoyo se concentre en el modelo familiar que todos decimos defender, ni en los profesionales ni en los jóvenes ni tampoco en las mujeres, puesto que los sectores están configurados por un conglomerado heterogéneo de productores de muy distintas características socioeconómicas”.

11 de diciembre de 2020

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba