Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

domingo, 5 de febrero de 2023

Ana Paula Conte, con sus suelos de La Sotonera, gana el concurso de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo

Ana Paula Conte, estudiante de Ciencias Ambientales de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, ha sido la ganadora del concurso internacional de perfiles de suelos organizado por la Sección de Educación de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo (SECS). Su trabajo fotográfico ha versado sobre los suelos de La Sotonera (Huesca).

Ha combinado fotografías de los paisajes forestales y agrícolas de las faldas de la Sierra de Gratal y de sus perfiles.

El segundo premio ha sido para el ingeniero agrónomo colombiano Carlos Iban Bonilla, por sus fotografías de suelos de pastizales de Fómeque, en la provincia de Cundinamarca (al este de Bogotá).

El concurso, convocado con motivo del Día Mundial del Suelo en el pasado diciembre y fallado en este mes de enero, ha valorado “tanto la originalidad y belleza del suelo presentado como su calidad”, según explica la edafóloga valenciana Amparo Soriano, responsable de la Sección de Enseñanza de la SECS.

En esta convocatoria han participado 40 trabajos fotográficos, explican los organizadores, principalmente sobre suelos de España y Latinoamérica. Entre las imágenes las hay también de distintos puntos de Europa (de países como Francia, Holanda y Portugal).

LOS SUELOS DE LA SOTONERA Y DEL ALTO ARAGÓN

El trabajo ganador presentado por la estudiante Ana Paula Conte, muestra el perfil del suelo de una zona pendiente, a los pies del pico de Gratal, dominada por las coscojas o coscollos en el aragonés de la zona (Quercus coccifera).

Se trata, explica esta futura ambientóloga, de un “suelo del grupo denominado técnicamente Regosol, bastante frecuente en el Alto Aragón”.

Indica que “son suelos poco desarrollados sobre material no consolidado (en este caso calizas y margas del Terciario); está situado sobre una ladera pendiente, tiene roca a menos de un metro y carbonatos secundarios heredados del material madre, conformando lo que se denomina un Calcaric Leptic Regosol”.

También ha presentado perfiles de un carrascal y de un campo de cultivo, dedicado al cereal, de esa misma zona.

David Badía, catedrático de Edafología de la Escuela Politécnica Superior de Huesca, explica que “estos otros dos suelos son Calcisols; son suelos dispuestos al pie de la sierra, con menos pendiente, más estables y con mejor cobertura vegetal, y por tanto más desarrollados”.

Añade que “en ambos casos el carbonato se acumula en los estratos inferiores; al igual que los Regosols, los Calcisols son suelos ampliamente representados en el Alto Aragón, en especial en la mitad sur de la provincia (y también en las Cinco Villas zaragozanas)”.

11 de enero de 2021

Otras noticias

La superficie de cultivo en España se mantiene estable por encima de los 16,8 millones de hectáreas

La superficie de cultivo en España se mantuvo estable en 2022, con un total de 16.830.738 hectáreas, apenas un 0,42 por ciento menos que en el año anterior, según los datos provisionales de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivo de España (Esyrce), publicada por el Ministerio de Agricultura. Se observa un incremento de las superficies de girasol, colza y, en menor medida, cultivos leñosos, excepto viñedo y olivar.

La superficie dedicada a tierras de cultivo presenta un ligero descenso. En 2022 se situó en 16.830.738 hectáreas. Del total de esta superficie, 11.309.264 hectáreas corresponden a tierra arable (cultivos herbáceos y barbechos), 5.375.463 a cultivos leñosos y 146.011 a otras tierras de cultivo.

En el grupo de los cereales en general, se produce un descenso en su conjunto del 3,64 por ciento. Salvo el trigo, desciende la superficie de todos los cereales de invierno. Arroz y maíz presentan la menor superficie de los últimos dieciocho años, como consecuencia, probablemente, de la situación provocada por la sequía sufrida en la campaña. El sorgo, a pesar del fuerte incremento porcentual, no llega a las tres mil hectáreas de aumento en valor absoluto.

Las leguminosas grano son, junto con los cultivos industriales y los tubérculos, el grupo de cultivos herbáceos que aumenta su superficie respecto al año anterior.

Los cultivos industriales son el grupo de cultivo que más aumenta porcentualmente la superficie en 2022. Girasol y colza aumentan en más de doscientas mil hectáreas en su conjunto. Sin embargo, los cultivos de regadío muestran un fuerte descenso como consecuencia de la sequía sufrida.

En el grupo de las plantas forrajeras, la superficie total desciende un 0,87 por ciento, destacando la alfalfa, el maíz forrajero y otras con destino forrajero, entre las que se encuentran remolacha y nabo, coles y berzas, y otras plantas de escarda. Tan sólo la veza forrajera y otros cereales para forraje aumentan la superficie respecto al año anterior.

En el grupo de los cultivos leñosos es de destacar el progresivo aumento de prácticamente todas las especies del grupo, exceptuando viñedo, olivar y otros leñosos. Viñedo y olivar descienden muy levemente, arrastrados por el descenso de la uva para vinificación y aceituna para aceite.

Dentro de otros cultivos leñosos, el algarrobo muestra un mayor descenso porcentual. En su conjunto, los cultivos leñosos aumentan un 0,27 por ciento su superficie respecto al 2021 y destaca el incremento de los frutales no cítricos. Dentro de estos, el almendro y el pistacho son los que más crecen, seguidos, en menor medida, por melocotonero-nectarina y aguacate. Respecto a los frutales no cítricos, desciende el manzano, caqui, kiwi y mango, entre los subtropicales; y avellano en frutos secos. Dentro de los frutales cítricos aumentan naranjo y limonero.

3 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba