Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

jueves, 28 de octubre de 2021

La Asociación de Empresas Fabricantes y Exportadoras de Maquinaria Agrícola (AGRAGEX) está manteniendo reuniones con empresas del sector para hacer un seguimiento del efecto que está teniendo la crisis sanitaria del coronavirus. Se ha constatado la necesidad que tienen los agricultores por automatizar sus explotaciones, y el miedo existente a la caída del turismo.

Por un lado, se ha detectado preocupación ante la falta de mano de obra para atender las cosechas que se realizan de forma manual; por ello se habla de intento “a la desesperada” de automatizar los procesos de recogida “en la medida de las posibilidades que el mercado puede ofrecer”.

AGRAGEX también habla de la previsible caída del turismo en esta temporada, algo que inquieta a los productores de hortalizas, fruta y vino, entre otros muchos sectores; España recibe anualmente una media de más de 84 millones de turistas.

Jaime Hernani, director general de AGRAGEX, señala que “el sector demanda de los consumidores que se inclinen por el producto generado y fabricado en España, considerando que es el momento de barrer para casa, y apoyar a nuestros fabricantes y productores”.

En cuanto a las exportaciones, los datos de comienzos de este año son muy buenos, con cifras que se han mantenido e incluso aumentado en algunas regiones del mundo.

Jaime Hernani dice que en el momento presente siguen llegando pedidos para realizar exportaciones pero “somos conscientes de que la situación no es buena; se han detectado proyectos que se han parado, esperando momentos mejores”.

El colectivo de AGRAGEX sí se muestra esperanzado de que la situación vuelva a la normalidad.

19 de mayo de 2020

Otras noticias

Almozara Editorial y DPZ presentan el libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”

La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha sido el escenario de presentación de libro “Tesoros gastronómicos de la provincia de Zaragoza, en la mesa”, coeditado por la Diputación y Almozara Editorial. Se divide en diez capítulos protagonizados por otros tantos productos o sectores agroalimentarios de la provincia: el queso y otros derivados lácteos; el vino; el aceite de oliva virgen extra; jamón, embutidos y otras conservas cárnicas; miel y mermeladas; chocolate, frutas de Aragón y otros dulces especiales; espárragos y otras conservas vegetales; cerveza y vermut; pasta; y pan y repostería tradicional.

Cristina Arguilé, autora de los textos, señala que en este libro “hemos querido reflejar la riqueza de la despensa zaragozana, a través de la descripción de los productos elaborados que, por su singularidad, tradición, importancia económica o calidad diferenciada, y en muchos casos por todos estos motivos, mejor representan la agroalimentación zaragozana”.

Explica que, “con los quesos, vinos, aceites de oliva, conservas vegetales, embutidos… como hilos conductores, el lector emprenderá un viaje que llega a todos los territorios de la provincia y recorre la diversidad de sus paisajes (reflejando la huella que la transformación de alimentos del campo y de la granja ha dejado en nuestra historia, cultura e idiosincrasia), hasta el lugar donde estos productos alcanzan su máxima expresión, los restaurantes del mundo rural”.

Cristina Arguilé añade que esta obra “es un homenaje a los hombres y mujeres que trabajan en el medio rural, porque fueron, son y serán personas esenciales, ya que satisfacen la más elemental de las necesidades humanas, la de la nutrición, y ofrecen auténticos placeres gastronómicos que hacen nuestra vida mucho más llevadera; y, además de alimentar nuestros cuerpos y espíritus, nutren nuestros pueblos, un mundo rural que sólo se mantiene si se habita, se vive y se trabaja”.

27 de octubre de 2021 |
Ir a Arriba