Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

Diario del Campo

Fundado en 2012 por Alberto Cebrián

viernes, 3 de febrero de 2023

El control de las patologías que afectan a la madera de la vid es uno de los retos más importantes de la viticultura

La Escuela Politécnica Superior de Huesca ha acogido este lunes, 13 de diciembre, una jornada técnica que ha llevado por título “Enfermedades de la madera de la vid: problemática y posibles soluciones”. Se ha reunido más de un centenar de participantes. Ha sido un encuentro en el que investigadores, viticultores y viveristas han explicado el panorama actual de estas afecciones (que se han extendido a viñas jóvenes, agravando los problemas económicos) y las diferentes estrategias para su control sostenible.

Los coordinadores de este evento han sido Pablo Martín Ramos y José Casanova, profesores de la Politécnica de Huesca. Han explicado que “el control de las patologías que afectan a la madera de la vid es uno de los retos más importantes de la viticultura, ya que son responsables de importantes pérdidas derivadas de la retirada y reposición de plantas enfermas en cientos de miles de hectáreas de zonas vitivinícolas de todo el mundo”.

Citan como enfermedades que afectan a la parte leñosa de la vid las siguientes: el síndrome de yesca, la enfermedad de Petri, y las del pie negro o el brazo negro muerto. Señalan que “la extensión de algunas de ellas a plantas jóvenes en el vivero o en los primeros años tras la plantación, y los inconvenientes en términos de toxicidad y eficacia que tiene el empleo continuado de los agroquímicos de síntesis que se han usado (y que, en algunos casos, han sido prohibidos) han impulsado la necesidad de estudiar y desarrollar otros métodos más sostenibles”.

Añaden que “el uso de nanotransportadores ecológicos de extractos de plantas o de microorganismos como antagonistas de los hongos y bacterias que causan estas patologías, y la adaptación de las técnicas viverísticas para evitar su expansión son algunas de las alternativas que investigadores y profesionales del sector han presentado en estas jornadas, como posibles herramientas para afrontar esta situación”.

13 de diciembre de 2021

Otras noticias

Un estudio confirma que las raíces de los olivos facilitan que estos árboles enfermen de verticilosis

Ya se intuía que las raíces de los olivos segregaban unas sustancias denominadas exudados, las cuales favorecían la infección por el hongo Verticillium dahliae, que provoca la verticilosis, enfermedad que supone la marchitez y muerte del olivo. Un estudio realizado por la Universidad de Córdoba ha confirmado este hecho. Se ha desarrollado por primera vez un método eficaz de análisis in vitro en el que se ha probado cómo los exudados de las raíces de olivo inducen la germinación de los microesclerocios del hongo y, por tanto, están implicados en la infección y el desarrollo de la verticilosis.

Además de demostrar dicho efecto, el equipo investigador, formado por Ana López, Antonio Rafael Sánchez, Antonio Trapero y Carlos Agustí, también ha estudiado cómo influye la variedad de olivo (genotipo) en el efecto de los exudados sobre Verticillium dahliae: “Los de la variedad más resistente (frantoio) no inducían significativamente la germinación de microesclerocios del hongo, mientras que los de las variedades más susceptibles (picual) sí lo hacían; la variedad arbequina es de susceptibilidad intermedia”.

Y se ha analizado cómo los agentes de control biológico que se aplican a las diferentes variedades de olivo pueden alterar la función de los exudados: “Se ha visto que en la variedad frantoio los exudados de plantas tratadas tampoco inducen ni reducen significativamente la germinación de las estructuras de resistencias del patógeno, mientras que los exudados de plantas tratadas de picual o arbequina reducen significativamente la viabilidad de estas estructuras; de esta forma, los resultados sugieren que los agentes de biocontrol pueden modular el efecto de los exudados, disminuyendo la capacidad infectiva del patógeno en variedades susceptibles”.

2 de febrero de 2023 |
Ir a Arriba